Putin : El policía que surgió del gas.

putin.gifLa muerte del espía soviético en Londres envenenado con unas tortitas de plutonio, consumidas vete a saber dónde, nos retrotraen a la máquina del tiempo de los asesinatos en la historia. Podríamos esplayarnos con los Borgia, con la corona de Castilla o los emperadores romanos.

Pero vayamos a la gran región: Rusia. Es una muerte rusa, segura, irreversible, cosa de días. Pero se da en Londres, el Londres de Graham Greene. En “El Factor humano”, gran novela de los setenta, hay un agente que muere con unos cacahuetes ligeramente caducados, que semana a semana su asistenta va “renovando” hasta provocarle una irreversible intoxicación hepática. Sutil, maestro y diligente, en la City cuidado con los aperitivos, los firma la parca y no Matutano.

La tradición rusa es inquebrantable, pero no es eminentemente rusa. Cárpatos y Urales han sido dos regiones de encuentro entre Oriente y Occidente y ,como no escenario, de leyendas que las realidades han aseverado después. Vlad el Empalador, el mote de su especialidad lo delata, una fobia anal consistente. Teñía los amaneceres de las ciudades sitiadas de soldados defensores empalados. Son zonas de nieblas, fríos de centenas de días, castillos, Drácula se asienta en los Cárpatos. Pero la gran Rusia de Iván IV y los boyardos desata guerras de muertos sucios, devueltos a sus hogares con los genitales en la boca, mordiendo sus propios ojos, con los cuencas vacías . . . Los bolcheviques despiertan al zar Nicolás II Romanov y a su família, los tirotean y los rocían con acídos. Luego vendría la díaspora de Stalín, los gulags y la aniquilación de la oposición. Y ahora Putin, un hombre oscuro del KGB, que lo usa todo para seguir: sicarios, asesinatos a periodistas, proceso a Yukos, el teatro de Moscú y la represión chechena, Politovskaya y ahora Litvinenko . Pero Europa se hace la foto con él, cenan, brindan y les echa en cara que la Mafia nació en Italia y todos callan como Putin porque el gas de EON, Endesa y las empresas subcontratadoras de servicios y seguridad (en manos de compañeros de pupitre de Aznar) baja de allá arriba y habrá para todos, para ellos.

Un comentario en “Putin : El policía que surgió del gas.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *