“Trastornos neurológicos y otros daños a la salud”

Es textual, extraído del discurso del abogado de De la Rosa. Hoy no vamos de fórmula 1, vamos de finanzas, de depredación de capitales y de estafas una detrás de otra. El financiero recuerda haberse lucrado y actuar en ese sentido, pero afirma: “Jamás con voluntad de defraudar a Hacienda”. Detrás queda una estela pestilente. De la Rosa intervino en Torras Hostench, fue representante de intereses saudíes y culminó con la estafa de Grand Tibidabo. Pero De la Rosa lleva ya unos años de cárcel light.

Pero tiene un aval en el silencio continuado de miembros de la sociedad civil catalana, por supuesto forrados, que intervinieron en sus negocietes. Y no se limita el círculo a financieros y empresarios: Coinciden con sus papeles judiciales la “retirada” de varios políticos convergentes como Macià  Alavedra o Cullell (indignado este último porque a su mujer le habían pillado un millón de pesetillas del bolso, porque De La Rosa pagaba en fresco, nada de congelados). Ya encarcelado y con más procesos que Kafka afirmaba que Bush y el Rey de España acordaron “pagos de guerra” para liberar Kuwait, vean, lean.

No les queremos empapuzar, pero los trabajos de De La Rosa, su vínculo a IESE y a determinados crápulas del falangismo prefiguraron una carrera maravillosamente resumida aqui . Hay una cosa que sorprende, cuanta gente silenciosa y cuanta afectada, toda del stablishment catalán, saudí, casa real de por medio y que silencio tan acongojante. Díos suyo !!! Cuanto habrán ganado para ahora no reclamarle ! Y en cuanto a su salud y a sus transtornos coincidiran en que esto viene de tiempo. Que se siga dañando, pero por favor : en la sombra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *