Pizarro y Aznar nos ven con pijama de rayas, algo huele a gas en Génova.

El señor Pizarro es un ciudadano español que ha decidido ser político oficial, ejerció de amateur avanzado en la OPA de Endesa. No es casual que uno de sus padrinos sea José María Aznar. Hace años que alumnos de los bancos contiguos del colegio el Pilar y ex compañeros e José María Aznar están vinculados por relaciones de filialidad ecónomica. La cosa tiene su historia y arranca de cuando a Aznar era presidente. Ya empezó a mover fichas. Poco a poco distintos grupos formados por los compis han ido moviéndose entre políticos europeos para presionar a Bruselas. El primer objetivo se logró: dar peso en la comisión de energía a países, que sin ser productores, tuvieran influencia de voto para crear una línea que, partiendo de Rusia, recorriera el Este y en caso de no lograr voto importante, seguir haciendo bajar el gas ruso por los Balcanes. El tubo podia girar hacia el Oeste e internarse en Europa.

Sí la cosa se ponía tonta, pues hacia el sur, amico Berlusconi esperaba, entonces en el poder. Si no, siempre les quedaría la creación de una OPEP del gas para ponerle precio sin jugar a Europa. Los movimientos son mucho más largos y complejos que la esquematización de estas líneas modestas, pero están. Léan si no el viaje de Aznar, doble, a Moscú , con FAES como previo.

Citamos a Webislam: ” Por ejemplo, Aznar está convencido de que el tejido industrial español no depende de Francia o Alemania, simples adversarios, sino de EEUU. Buena prueba de ello es su actitud ante la OPA de Gas Natural. Aznar se marchó a Washington y pidió al presidente Bush que la petrolera norteamericana Exxon lanzara una Opa sobre Repsol YPF, y que ésta, a su vez, vendiera Gas Natural a Endesa. Aznar se siente más próximo a los norteamericanos que a los nacionalistas vascos o catalanes.”

Estos días cuando nos sale el tal Pizarro vestido de futuro vicepresidente del gobierno, pienso que detrás no hay más que gas y puro gas. La cena del matrimonio Aznar con Gaddafi también debía de tener su aperitivo gaseado. Les dejo con esta idea hamletina actualizada: “Algo huele a gas podrido en Génova”.

Un comentario en “Pizarro y Aznar nos ven con pijama de rayas, algo huele a gas en Génova.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *