Monogràfrica: Céline, un maldito genial que vivió y escribió sobre àfrica.

mini.jpgEs difícil, en estos tiempos políticamente correctos, hablar de Louis Ferdinand de Céline. Fue un joven seducido por la “tentación fascista” de las ideas de Mussolini que tuvieron amplio eco en Francia, Bélgica y diversos paises europeos. A los dieciocho se alistó en una unidad de caballería, dos años antes de estallar la Primera guerra mundial, en la que participó, resultando gravemente herido en Ypres, lo que le dejó con un brazo dañado, zumbidos en el oído y dolores de cabeza que le perseguirían toda la vida. Se le otorgó la Médaille militaire, puesto que se había presentado voluntario para la misión en que fue herido. Después, en Viaje al final de la noche diría:

” Os lo digo, infelices, jodidos de la vida, vencidos, desollados, siempre empapados de sudor; os lo advierto: cuando los grandes de este mundo empiezan a amaros es porque van a convertiros en carne de cañón.”

Pero como la Pascua ya inminente se presta al recogimiento del espíritu, sirvan estas citas de asueto lector:

” La raza, eso que tú llamas así, es solamente esa gran pandilla de gente mísera como yo, legañosos, pulgosos, ateridos, que han acabado aquí perseguidos por el hambre, la peste, los tumores y el frío, llegados tras ser vencidos de los demás rincones del mundo. No podían ir más lejos por el mar. Pues eso es nuestra nación y esos son nuestros compatriotas.”

«Los hombres se aferran a sus cochinos recuerdos, a todas sus desgracias, y no se les puede sacar de ahí. Con eso ocupan el alma. Se vengan de la injusticia de su presente revolviendo en su interior la mierda del porvenir. Justos y cobardes que son todos, en el fondo. Es su naturaleza. (…) Os lo digo, infelices, jodidos de la vida, vencidos, desollados, siempre empapados de sudor; os lo advierto: cuando los grandes de este mundo empiezan a amarlos es porque van a convertirlos en carne de cañón».

cassa.gif

mini.jpgRevolviendo en el cesto de Monogràfrica nos interesa la visión que Céline tuvo de àfrica. Residente de una colonia francesa su conceptos de los negros, la negritud, o las razas suelen barrerse disimuladamente debajo de la alfombra del olvido. Estactamos de las referencias de wikipedia está sinopsis argumental de Viaje al fin de la noche:

“Una narración de rasgos autobiográficos (como todas sus novelas) en la que su protagonista, Ferdinand Bardamu, enrolado en un momento de estupidez en el ejército francés, y asqueado en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, decide desertar haciéndose pasar por loco, no sin describir toda suerte de personajes pintorescos y de pintar el absurdo y la brutalidad de la guerra. Tras la guerra y un noviazgo con una americana, Lola, va a parar en un barco en que los demás pasajeros le quieren linchar, rumbo a una colonia francesa en àfrica; su descripción del sistema colonial francés es hilarante y sumamente crítica: viene a decir más o menos que las colonias francesas son el paraíso de los pederastas y que todo se funda en la explotación del negro (recordando a El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad). Unas fiebres acaban con esa aventura y llega, como un cuasi-esclavo, a Estados Unidos. Escapa en Nueva York, donde vive por un tiempo y se reencuentra con Lola, a quién extorsiona. Vuelve a viajar, a Detroit; donde amista con una prostituta norteamericana, pero vuelve a París y ejerce la medicina a pesar del asco que le da su clientela.”

2 comentarios en “Monogràfrica: Céline, un maldito genial que vivió y escribió sobre àfrica.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *