El cliente siempre miente…

Mentiras Dice una cierta teoría de la práctica empresarial, que necesitas tres empresas para tener éxito. Las dos primeras fracasan, y en ellas cometes los errores suficientes para asegurar que la tercera empresa funcione correctamente.

En mi tercera empresa (que deseo que tarde mucho en montarla), pondré en letras negras enormes, en una de las paredes (me gustaría tener al menos cuatro), la leyenda
“El cliente siempre miente”.

Así, quizás, cuando un cliente te cuente sólo la parte sencilla del desarrollo a realizar o te minimice las complejidades del proyecto o sencillamente te mienta para conseguir sus propios objetivos, podremos mirar a la pared y con resignación, esbozar una sonrisa.

Otro día… “El proveedor siempre miente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *