Monogràfrica: Paseando por Stone Town. . .

mini.jpg

znz1.jpg Zanzíbar tiene una fascinante historia que proviene de su ubicación geográfica. Ha sido punto de salida de barcos esclavistas, puerto de especies poderoso lanzando sus mercancías hacia Asia, territorio conquistado por los persas shirazíes, los hindúes o los árabes otomanos y que tiene en su haber un hecho importante: la musulmanización de Asia, ya que fueron aquellos comerciantes de especies los que levarón el Corán hacia el este del Índico.

Sultanato, protectorado, lugar de expalacios suntuosos y opulencia, de crueldad y de muerte con mazmorras atiborradas del pasaje hacia la nada para las víctimas de la esclavitud, Zanzíbar es hoy una ciudad decadente y abandonada a los ojos de un occidental. Su pulso sigue siendo a ritmo del calor del Trópico y especialmente un mosaico de etnias, culturas y creencias. Ame, mientras conduce por su increíble tráfico me reseña: “Convivimos sin problemas, en la escuela conocemos al Islam o al cristianismo, unos asistimos a las clases de los otros, conocemos su religión desde pequeños, aprendemos a respetarnos y así es para siempre; pero no nos gusta mucho trabajar, solo lo justo.”

Paseamos por el StoneTown, el barrio de piedra, patrimonio de la humanidad, centro y origen de la ciudad, las puertas de las casas son sorprendentes obras de arte labradas en madera. Solo una distinción simbólica importante: los primeros hindues que llegaron a la ciudad construyeron puertas con puntas de metal para protegerse de los elefantes, las casas de los árabes otomanos no muestran tales abalorios, pero siempre, en un rincón, de sus repujadas maderas exhiben unas cadenas que confirman el origen de su fortuna: la trata de esclavos. El color que el sol y el mar devuelven a sus descuidadas casas dan una paleta de colores distintos, rodeada de Índico verdoso y azul intenso, un espejo inmenso de agua surcado por los míticos barcos de Zanzíbar: los dows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *