La paradoja del perejil y Jose María Aznar

“Al alba y con viento de levante Jose Mari se desperezó, agitó las sábanas y fue inundado por una fragancia bacaladera de las islas Feroe, Notó, contrariado, que su semen no dejaba rastro de fragancias resecas como antaño. Ella abrió los ojos, él se atusó el bigote, no le dió tiempo a hablar, la mora se abalanzó sobre su oído y le repitió su frase favorita que era “invádeme el islote”.
Interprétenlo como quieran, es posible que esta escena pertenezca a la ficción, es poco probable que la noticia de la paternidad de Aznar sea real, o no, nunca se sabe. Lo que sí es  de recibo es que cuando uno juega a aspirante a ricazo, conferenciante distinguido, visitante de la parrilla de F1, asesor inmobiliario del gobierno argentino, consejero del grupo de Rupert Murdoch, soplacaviares de la boda de Briatore y colega de cañas de Berlusconi deja rastro en la prensa amarilla, Si uno va de conde, de aritopastoso de verdad no pasa por esos sitios, si lo hace es porque hay un interés a venderse a propagarse y comisionarse.
La propia fundación FAES ha desmentido los rumores emitidos por un diario marroquí, tierra en la que no puede ser profeta, y ha avisado con iniciar querellas contra noticias de este tipo en las que se especule con la hipotética paternidad de Don Jose María Aznar del hijo que espera la ministra francesa Rachida Dati.
Pero no hay porque tentar al diablo el perejil tiene propiedades abortivas, eso es maravilloso, natural y ancestral. Nada más hermoso que reparar aquello que se estropició, recuerden la invasión del islote de Perejil. Gran momento del legado militar aznariano o simple aplicación del principio legionario de “con un par de huevos y unos canutillos vamos a acojonar moros”. De Perejil Aznar tuvo que retirarse, hoy si se diera el caso de responsabilidad en ese embarazo le proponemos repararlo también con perejil. Unas infusiones a la sombra de un  islote y listos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *