Trabajaré en oficios que todavía no se han inventado

En uno de los vídeos que suelo utilizar en mis charlas, en un momento concreto, un alumno de universidad muestra un cartel que dice más o menos “Trabajaré en un puesto de trabajo que todavía no ha sido creado”. Eso es lo que seguramente pensarían los trabajadores de algunas empresas en China (por poner un sitio emblemático), que reconvierten la tecnología de otros en oportunidades de negocio.

En el siguiente vídeo, podemos ver cómo funcionan las granjas de oro virtual. Para ubicarnos, el funcionamiento es básicamente el siguiente: en los mundos virtuales persistentes, como el juego World of Warcraft, los usuarios pueden conseguir objetos (espadas potentes, armaduras, etc…) mediante oro virtual. Este oro virtual se consigue  ganándolo en el propio juego mediante misiones o bien vendiendo objetos en el mercado “autorizado”.

En China, prácticos ellos, han montado lo que se denominan Granjas de oro. Se trata de poner a picar oro “virtual” en minas “virtuales”. Con ese oro virtual, lo agrupan y se lo venden a alguien por dinero real, en E-Bay, o en foros.

“For every 100 gold coins he gathers, Li makes 10 yuan, or about $1.25, earning an effective wage of 30 cents an hour, more or less. The boss, in turn, receives $3 or more when he sells those same coins to an online retailer, who will sell them to the final customer (an American or European player) for as much as $20.”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ho5Yxe6UVv4[/youtube]

La información completa de estas granjas, en este artículo (un poco antiguo) del New York Times.

Por supuesto, esto va relacionado con noticias más prosaicas.

Sexo a cambio de oro virtual,  bodas (y más bodas. en entornos virtuales )…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=oZrU3RtWF30[/youtube]

Cosas veredes, Sancho…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *