El método del avestruz

¿Cuál es la previsión de la crisis? ¿Cuándo vamos a tocar fondo?

En España, me preocupan sobre todo dos rasgos: el déficit público, que ha tenido un aumento impresionante en un año, y el diferencial de tipos de interés con la deuda alemana, que también ha subido mucho en seis meses. El diferencial con el bono alemán es muy preocupante porque refleja una percepción de los mercados que puede estar relacionada con un escenario de impago parcial de la deuda o, en caso extremo, de salida del euro.

Una parte del mercado, aunque sea pequeña, está pensando en eso. El problema de estas percepciones es que tienen un elemento de autorrealización, ya que la subida del diferencial encarece la deuda y por tanto incrementa el déficit público, cuyo deterioro es a su vez el origen del aumento del diferencial. Este circuito, llevado a su extremo, conduce a un escenario, que no digo que sea probable, de que los mercados lleguen a pensar que España es insolvente y se nieguen a prestarle dinero.”

Es la parte final de la entrevista a Jordi Galí, en Público, de hoy domingo. Una reflexión muy interesante que hace tiempo que me ronda viendo además cómo se ha deteriorado tanto la confianza de los consumidores como la situación macroeconómica de España.

Los que me conocen saben que llevo años de agorero de la burbuja inmobiliaria. Más que nada por aplicación de sentido común (tanto ganas-tanto gastas), que por conocimientos económicos. No me ha sorprendido el estallido de la burbuja (que todavía está en su fase inicial, no nos engañemos) ni el deterioro de la economía (basada en el endeudamiento y en previsiones crecientes de ventas) ni el aumento del paro (luego lo analizaremos).

Lo cierto, es que la situación actual no es nada buena. Con el sector inmobiliario en repliegue y caída 20-39% del PIB, el sector automóvil en restructuración (8% del PIB, en catalunya el 15%), nos queda el  turismo (otro 10%).

Pero el turismo se mueve por confianza y los años de excelencia de visitantes, venían condicionados por varios motivos (no existía una competencia fuerte en países cercanos, teníamos precios más baratos, un sector servicio competente y sobretodo, nuestros vecinos, como nosotros, tenían dinero). Pero la competencia de Grecia, Croacia o incluso Italia comienza a ser importante, nuestros precios han crecido de forma espectacular en las zonas turísticas, degradando estas y los servicios que se prestaban y  la crisis tiene forma global, y ya se prevee que los ciudadanos de países que tradicionalmente aportaban grandes cantidades de visitantes, como Reino Unido, Francia, Alemania o Rusia, reduzcan su gasto y por lo tanto, ajusten o los días o el gasto, o incluso cambien los destinos por otros más baratos o bien por el desplazamiento interior.

Recomiendo el especial que hoy la Vanguardia dedicaba al Turismo. En el se daban cifras cuanto menos preocupantes, como que está en el aire un 40% de los ingresos derivados del turismo, un golpe que ya se apunta en las caídas en contrataciones de viajes del primer trimestre y en los datos de pernoctaciones (caídas del 12%) y que promete complicar aún más este difícil año.

Por último, tenemos el tema del empleo. Hoy también en La Vanguardia, aparecía un reportaje acerca de California, la que se decía que si se independizaba sería la 7ª potencia económica. En este reportaje, aparte de hacernos ver las particularidades de la sociedad norteamericana (suerte de que aquí tenemos más beneficios sociales), se hacía evidente una paradoja de nuestro tiempo.

Las empresas que están llamadas a sustituir el tejido industrial (las nuevas tecnologías), generan un volumen de trabajo claramente inferior al anterior modelo, con lo que vamos a épocas de destrucción neto de empleo, dónde una fábrica que necesitaba 5.000 trabajadores, necesitará 1.000 (fruto de la mejora de procesos) y dónde las empresas importantes de nuevas tecnologías (de tamaño medio de 150 trabajadores), no podrán cubrir los puestos que se destruyan. Además, estas empresas dependen de las industriales o del gobierno para ofrecerles sus servicios. Volvemos al punto inicial.

Y para no ser menos que el Chozas, creo que podemos pronosticar:

  • Reforma laboral antes de que comience el año. Contrato express o alguna reforma “temporal” para nuevos contratos. Manifestaciones asociadas.
  • Presión sobre los grandes centros de producción (automóvil, aeronaútica, industria auxiliar…), para reducir sus costes laborales.
  • Repercusión en el último gran totem que nos queda. Los equipos de futbol como el Madrid, Barcelona, Valencia, que tienen una deuda que en cualquier otra empresa sería una suspensión de pagos directa.

(Fuente: http://ecodiario.eleconomista.es/)

  • Caída forzada o no de ciertas cajas de ahorro
  • Veremos resultados muy buenos de algunos bancos (en concreto 3) el año que viene, fruto de las provisiones y la “ayuda estatal”, que nadie exige que se contrapreste.
  • Cambios electorales fruto de la desilusión, del nuestra frágil memoria y de no recordar que quienes pudieron en su momento parar los pelotazos (de todo tipo), los fomentaron e institucionalizaron. Y fruto además de la increible ceguera (o peor aún, engaño consciente) de nuestros gobernantes actuales.
  • Si no llegamos a los 4 millones de parados es porque el gobierno lo evitará aunque sea a costa de déficit (volvemos al problema del inicio). Lo que creo que tardaremos en bajar del 10% de tasa de paro.

De todas maneras, sigo pensando que es momento de oportunidades. Tenemos excelentes profesionales y excelentes empresas, costes competitivos para Europa y las empresas de tecnología, el sector denominado TIC, entre el que destaco el sector elearning, tienen unas posibilidades de crecimiento y expansión reales.  Pero quizás tengamos que acostumbrarnos a pensar que no somos la octava potencia mundial.

Feliz lunes

4 comentarios en “El método del avestruz”

  1. Sigo con mi recopilación

    http://wonkapistas.blogspot.com/2009/03/el-turismo-tambien-de-capa-caida.html

    “La recesión española (y mundial) acaba por notarse en todos (o casi todos) los sectores de la economía. No iba a ser menos el turismo, una de las ramas de la economía más importantes para España. Hace un par de días nos contó el INE que el número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros en febrero de este año había caído casi un 15% en comparación con los datos de febrero de 2008. ¿Es eso mucho, poco…? Es mucho, muchísimo. Como verán a continuación, una caída de ese nivel no se daba, probablemente, en treinta años.”

    http://www.publico.es/dinero/214079/banco/espana/podria/intervenir/caja/castillala/mancha
    “El Banco de España ha decidido intervenir Caja Castilla-La Mancha, según informaron hoy a Efe fuentes cercanas a la caja, en lo que supone la primera intervención de una gran entidad financiera desde la de Banesto en 1993 y la primera desde Eurobank del Mediterráneo en 2003.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *