La Camorra catalana enseña paquete . . . ¿ de papeles ?

Me los imagino sentados en la sombra de un alcornoque de savia cuatribarrada en una masia prepirenaica del norte de Cataluña. Lucen ropas tradicionales, sorben licor de almendras amargas, la mesa es redonda y enorme y a su alrededor se desparraman despreocupados, aparantemente, un tal Millet, Artur Mas, el hijo de Pujol (otrora conocido como mister 30%) y repasan la prensa con jolgorio. Acaban de lanzar su penúltimo órdago y saben que pica. El presidente de la Fundación Trias Fargas, receptora de 600.000 € por parte del Palau de Félix Millet, acaba de enseñar el bulto que lleva bajo las ropas. No es un bulto al uso, de torero, de paquete, esa es cosa españolista. No podemos aseverar que sea una culata de una Parabellum nueve milímetros, pero es algo peor: Nos acaban de amenazar a todos los que vivimos en Catalunya con algo más rastrero: “Si nos presionan lo explicaremos todo, extenderemos las sospechas y esto parecerá Italia”. Y eso solo porque le piden justifique si tenia un convenio con el Palau de la Música, que al parecer no aparece, y que presente las facturas de esos 630.000€ percibidos. Maravilla de las maravillas: una fundación cultural subvencionando a la fundación de un partido Convergència i Unió . . . Debe ser un paquete relleno de papeles o un farol para ir tirando, vete a saber.

Fuente: El Periódico

El señor Colomines se ha mirado al espejo y ha visto un padrinillo a lo Catalone, que no Corleone. A su lado sonríe un Artur Mas que se sabe indemne y tras el decorado mueve los hilos Felip Puig, el responsable de organización de Convergencia. Pues vamos allá señor Colomines y acuse usted, extienda la mierda, que las sospechas ya lo están y la prueba es que de momento se le desconoce replica alguna en los medios. Quien calla otorga, pero francamente no se apure pues muchos pensamos que esto ya es Italia y que el chorreo mafioso de los partidos políticos catalanes ha existido desde el caso FILESA. Que dió en la cárcel con Navarro y Josep María Sala del PSC. Poco despues nacieron las ONG, sin duda como fuente de cobertura de la financiación de los partidos políticos. Hace poco quién escribe contacto con personas allegadas a Caixa de Catalunya para un proyecto cultural y me dijeron que el señor Narcís Serra había dado orden de ayudar a “esa chica que no era otra que la cantante Marina Rosell”. Me siento, nos sentimos ya muchos en Italia, continue, ya nos vamos acostumbrando a la gomorra de la camorra catalana. ¿Tenía más razón de lo que parecía  Pascual Maragall?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *