Siempre ayudando a los pobres

Ha sido al hojear la edición madrileña del diario El Mundo cuando hallo una noticia que habla de las políticas sociales de la Comunidad de Madrid. Se da referencia del acto de presentación de los descuentos a familias numerosas. En esa comunidad, paradigma del liberalismo Aguirriano, las familias numerosas se dividen en dos clases las de clase general o familias con tres y cuatro hijos y las de categoría especial con cinco o más. En el primer caso obtendrán en transporte público una bonificación del 20% y en el segundo, dícese de aquellas familias que aceptan los hijos que les traen los dioses, del 50%. Este descuento se dará en todos los bonos, o sea Joven, Normal y Tercera Edad.

A juzgar por la expresión de alegría de los miembros-modélicos que acompañaron a Aguirre en la presentación ese dinerillo no le viene mal a una familia con hijos en escuelas de pago y que deben transitar por la compleja red y geografia madrileña. Pues no, no se lo crean, la madre de los retoños, una tal Mariola Fornés que tiene diez hijos entre los nueve meses y los dieciocho años, asegura que si bien es un ahorro debería contemplarse una subvención más amplia para casos como el suyo. Desde aqui la animamos a apuntarse al Comisiones Obreras, en cuota reducida claro y realizar un paro que contemple la no procreación en los próximos tres años hasta que el descuento no sea del 100%. Créanme vale la pena vivir en una Comunidad en la que la prioridad social es para las clases aparentemente más desfavorecidas, traigánse la abuela a casa, aunque sea viuda de teniente del ejército y cobre 3000 € mensuales, y el pecunio familiar se verá engrandecido. Eso son politicas sociales liberales y lo demás una zarandaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *