Un beso para Carmen Avendaño.

Cierto que ella no tendrá nunca libro, ni Salvame de Luxe, ni falta que le hace. Pero sigue siendo nuestra heroína de verdad, esa entrañable Carmen del barrio de Lavadores en Vigo que hace más de 20 años organizó a las madres con hijos afectados por la droga y plantó cara, en al ambiente presiciliano que se vivía en la zona de Vigo y Villagarcía. Fue muy duro luchar contra el silencio y la indiferencia. Pero hubo un juez que ya estaba en marcha: Baltasar Garzón y un gobierno que tomó las medidas legales necesarias. Al cabo del tiempo todos los capos han llegado a la cárcel y por el camino fundó Érguete una asociación dedicada a combatir los efectos devastadores del torbellino de la muerte: paliar, escuchar, ayudar, abrazarse.

Nos hicimos eco en el Ous de ese gran dia maravilloso en que el pazo de Laureano Oubiña, el más capo de todos los capos, paso al estado y se convirtió en una finca vitivinícola y fue el más grande símbolo de la expropiación a los narcos gallegos. la finca le costó a Oubiña más cinco mil millones de las antiguas pesetas. La encontramos ahora en El Periódico de Catalunya, habla de sus hijos, de las dificultades, pero conserva un rictus de fuerza y tesón luchador. Habla ahora de cuando ella pasaba por la calle y se hacia silencio, el silencio de los comprados, los cobardes y los cómplices. De su primera victoria, aguantarle la vista a quién la amenazó de muerte hasta hacerle bajar los ojos. Y nos alegra ver a Carmen dando caña, propuesta para ja junta del CF Vigo de la que afirma: “Son muy fachas nos vamos a dar de palos discutiendo, pero será divertido”. Y al postearles la noticia de la apertura del pazo nos emocionó ver a Carmen abriendo las puertas de  con esa seguridad y convicción. Han pasado los años y te vemos bien Carmen, te mandamos un beso para ti, con cariño y el beso escrito que produce el placer y el afecto hacia las escasas personas integras, luchadoras e incorruptibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *