El negocio de la comida escolar y lo que ya ocurre en España.

Simpática denuncia la de una niña inglesa que sin pretenderlo ha puesto en la picota no solamente el tema de la alimentación en las escuelas sino también que ocurre cuando se privatiza, ¿A qué les suena el tema?. Resulta que Martha Payne se dedicó a fotografiar los menús de cada día en su escuela, las fotografías hablan pos sí solas, pero los comentarios de la niña son buenísimos. Con esa inocencia y esa claridad propia de la infancia. No, los niños no son como los borrachos, los niños suelen decir la verdad y por ende nos dan qué pensar a los adultos.Varios diarios ingleses, como el The Sun o el Daily Mail se han hecho eco de su caso tras comprobar que la  joven Martha Payne se queja de la cantidad y la calidad de la comida: “La comida en el cole es casi siempre horrible” o “Estoy en edad de crecer y no puedo hacerlo con una sola croqueta”, se queja Martha.

Y no es para menos: fajitas, croquetas (dos como mucho), trocitos que no llegan a trozo de pizza, sopa de zanahoria, granos de maíz, polos, madalenas y una ‘cheesburger’, son los ‘manjares’ que la pequeña recibe en el comedor de su escuela. La niña se muestra contenta con la polémica generada ya que ahora tiene la tranquilidad de saber que su padre ya entiende porqué llegaba muerta de hambre a su casa. Vean su blog y comprueben como a las tres fotos están ustedes indignados.

Permítanme sacarle punta al tema: todavía me sorprende como una legión de escritores de la mentira que campan por nuestros periódicos (con carnet de periodista) ven en el caso una “polémica gastronómica” relacionada con la mediana infancia. No le demos más vueltas a la hamburguesa ya que eso es lo que ya está pasando en nuestro país y en cualquiera que decida entregar a manos privadas la gestión educativa. De donde se saca el dinero en la escuela privada es de los comedores. Piensen en 3/5 euros por niño al día en un colegio de 500 alumnos y multiplíquenlo por 32/35 semanas y verán que en un centro de ese tamaño nos vamos al medio millón de euros anual.

Hace poco un responsable de una empresa de catering escolar me explicaba como después de presentar un presupuesto en una Ampa de Baercelona no le dio tiempo ni a llegar al coche cuando recibió la llamada de la presidenta de la misma pidiéndole abiertamente una jugosa comisión en caso de ser aceptado su presupuesto . . . Hay otro dato interesante en el caso inglés y es que Margaret Tatcher, ídolo conservador, privatizó la gestion escolar de personal, estructuras, servicios y centros educativos . . . hoy ya se arrepienten y han pasado más de veinte años. Por eso cuando me cruzo con algún voluntarioso “izquierdista” o “indignado” que me espeta que el PP va a caer en dos años suelo no contestar, lo que se está perdiendo en España no lo recuperará ni su puta nieta en tres décadas.

                                                                                                      foto blog de Martha Payne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *