Bradley Manning: Todo nuestro apoyo.

Hoy Bradley me dirijo a ti: Vuelven los días en que se remueve el turbio juicio y se tapa la tortura a la que has sido sometido. Has estado más de un año en una celda cerrada a la luz y con una potente bombilla encendida todo el día. Ni tan solo te dieron algo para cubrirte el cuerpo en el frío de la noche. Contaron tu vida haciendo inciso en esos episodios dolorosos de tus padres, tu infancia poco sencilla y luego lo doraron al fuego de tu homosexualidad. Tú, ya sabes que quieren más, revelaste verdades sobre asesinatos, espionajes y manipulaciones del gobierno y el ejército de los EEUU. Pusiste en evidencia los pies de sangre del gigante del mundo. Te imagino escapándote y refugiado en una montaña afgana, como Brando en Apocalypse Now, como remedo, mal remedo americano, de “El corazón de las tinieblas”, donde Coppola hizo el favor a tu gobierno de mostrar una guerra loca y descarnada y una metáfora manipulativa de primer orden: siempre la paga quién se enfrenta a la verdad del ejército, maldito servicio el de Coppola.

anonymous.bradley.manning-630x418

Hoy empieza tu juicio, me da igual lo que informen. Te rindo sentido homenaje solidario, has sido un valiente con una conciencia en duda que optó por lo más difícil y lo conseguiste aún al precio de tu vida libre. El mundo ha girado la cara a la verguenza de las imágenes, a la lectura de los papeles de Wikileaks. Ya sabrás que Assange sigue preso en una embajada de la City. Por ello en el epicentro de ese vendaval de mentiras empiezas a tener el apoyo de muchos ciudadanos de tu país. Tan solo te escribo para que sepas que tienes el mío y él de muchos que nos leen y que en silencio también piensan en que has sido el héroe injustamente tratado. Las cosas darán la vuelta y ese estúpido Obama, que gobierna el país depredador, se olvida de que algunos de los suyos fueron esclavos, se llena la boca de propósitos sobre Guantánamo y mientras os mantiene a ti y a ellos como esclavos en miserables barracones. Ellos fueron torturados por el trabajo y tu con la violencia militar que tanto orgullo da en tu país, pero que cayó en el fango de Vietnam y que jamás se atrevió a pisar Afganistán. Salud Bradley y fuerzas ! Te seguiremos apoyando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *