Duran i LLeida el cancerbero presto a detener un gran penalty.

Duran i Lleida, pese a tener los reflejos algo mermados, conserva su apostura de guardameta socialcristiano. Ha  detenido ya demasiados penaltys lanzados contra CiU y contra su propia porteria, la de Unió Democrática de Catalunya. Ha abandonado el barco de la coalición como portavoz y secretario de a federación y se dispone, según él, a “refundar” un centro político en Catalunya.

duranpenalEn realidad lo que hace Duran es saltar del barco de CiU infestado de ratas y con una gran vía de agua en forma de família Pujol. El ahogamiento del capitán Mas será lento y agonico. Duran no estará en esa foto. Cuando los ojos de Mas contemplen, en su último halito de vida politica, la sombra del pecio hundiéndose Duran llevará meses propugnando un centro basado en el acuerdo con Madrid, propugnando el manido “reconocimiento de Catalunya como realidad nacional”. Duran estará a salvo, en el centro del inevitable “diálogo” y como mediador reconocido en Madrid.

Pero el valor supuesto de Duran y su audacia no termina ahí. Con el derrumbamiento del 9N sin referéndum Mas convocará elecciones y mirará de acercarse a ERC. Ahí es donde cuenta su jugada capital. Unió presentándose por su cuenta tiene un rédito de entre 12-16 diputados. Ellos serán los que inclinarían la mayoría en el Parlament de Catalunya. En el lado independentista: ERC, Convergència, CUP al otro lado ICV, Podemos, PSC, PP i Ciutadans. Resultado, con Unió separada de CiU de 60 a 62 y ya seria plenamente factible que el Parlament votara en contra de la independencia, debate zanjado. Una vez más Duran seria el Keylor Navas que detendria el penalty soberanista. No lo descarten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *