No hace falta rezar: Dios es alemán.

Salvando el dolor, la tristeza y la proximidad que muchos tenemos en esta ciudad con familiares o conocidos de los afectados por el desastre aéreo de los Alpes permítanme les haga llegar mi más vomitivo pésame por su gestión a las autoridades y a sus medios de comunicación. Dios mío qué regalo de la Providencia para un cristiano de convicción como Mariano Rajoy Brey, en la peor semana de su mandato, con varios obuses en la línea de vergüenza de su gestión: sumario del caso Bárcenas, palo espectacular en Andalucía, tonterías del PP madrileño y justo en esa semana ya tenemos tema que lo tapará todo.

diosalemanSe trata de vivir de la tragedia alpina. De repente los peloteros periodistas de las charlas de las mañanas televisivas o de la hora del té entienden también de aviones, protocolos, normas internacionales y hacen sesudos discursos sobre los chequeos periódicos, que no su cerebro, sinó un avión y toda una tripulación debería pasar. Por si había poco la Parca ha acabado con toda posibilidad de debate político o análisis de la actualidad. Ahí estamo, la Merkel vestida de buscadora de setas, Rajoy en traje mal hechurado, pero chulo a pesar del frío y Hollande con sus cuellos de corbata tipo cortezas  de churrería. Al fondo a la derecha Artur Mas con su cara de cabreado grave, normal en alguién que desde que se levanta hasta que se adormece no para de transpirar sudores històricos. Y de repente amanecemos con la fotografía del copiloto en plan “Rebelde sin causa” con el Golden Gate al fondo, pronto tendremos pistas sobre su “compleja” psicología y ya tenemos la cuadratura del círculo: la ingeniería alemana no falla jamás, puede fallar un alemán, pero su ingeniería no. Toma ya! los dioses han sido propicios esta semana a Hollande, Rajoy y Merkel. No me caben dudas Dios es alemán y lo arregla todo en un periquete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *