Titánics de izquierdas en Madrid y provincias.

Yo creo que el dios de las encuestas está vendido de siempre al medio que la encarga. Desde hace meses asistimos a victorias deslumbrantes, a caídas del siglo del partido gobernante o del opositor y asistimos como padres primerizos al “alumbramiento” de esa potencia, de momento de encuestas, llamada Ciudadanos. Hay un error repetido en las encuestas: Cuanto más subía Podemos más han aumentado las expectativas de Ciudadanos; una vez encumbrado Podemos ha ido cayendo mientras en ese contrapeso brillaba Ciudadanos. De todas formas la crecida de Ciudadanos deslumbra a todos pero… va paralela a una buena, excelente e impensable, hace unos meses, recuperación del Partido Popular que sube escalones a buena velocidad. Conclusiones pocas: La campaña contra Podemos ha surtido excelente efecto. No se trata solo del efecto Monedero sino de que en el centro de España, en Madrid Podemos está trufado de antiguos militantes del PCE y de Izquierda Unida que libran una batalla digna de la mejor mafia estalinista en pleno siglo XXI.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
jordi@kme&OusFerrats.com

La crisis de la izquierda madrileña es aguda, seria y tiene un carcinoma en sus orígenes de los años 80. Estas peleas, esos lodos burocráticos les han perseguido más allá del tiempo y ahí tiene razón Monedero. Ahorrémonos los nombres, es lo de menos, los hijos de la nueva izquierda madrileña son altivos, creídos y hasta chulapones. Se les va la olla como a la ex novia de Pablo Iglesias, otra corrupta de la cuchipandi (posando como modelo) y ellos son en gran parte los responsables del aguirrismo y el aznarismo: no supieron lanzar propuestas, cayeron fácil en la trampa de esa estúpuda izquierda que se dedicó a decir que la gente quería buena gestión y no ideología. Y la derecha les adelantó en la primera curva para perderlos de vista cual Mercedes de F1. Hoy hace ya más de doce años que la derecha marca ideología, traza principios y se ríe de la izquierda aún en plena corrupción. Ya no les preocupa, saben por Andalucía que cambiando cuatro nombres de la lista es más que suficiente. Propuestas: cero. Las encuestas braman pero entre todo el paisaje sobresale la abultada derrota madrileña de una izquerda dividida y que desde el eurocomunismo no sabe adonde ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *