Pilar Rahola o la Esperanza Aguirre independentista.

Da un poco de grima y sorpresa saber que esa permanente embajadora del Israel rancio en España, la misma señora que hincha su curriculum de premios mundiales, que se confiesa rompedora de camas en la cincuentena, que celebra boda en el hotel del Opus, y que un día descubrió que la modernidad no da dinero y se lanzó al tertuliamen y al peloterío de poderosos; sí, esa señora misma es la que hoy trataba en televisión a Ada Colau como “una chica que canta rumbas, que habla un poco bien, pero que no tiene modelo de ciudad…”.

raholMe he quedado sorprendido de la ligereza de cascos verbales de esa señora de voz propia de pollera, de pollería, de mercado justamente municipal hacía todo eso para lanzar una diatriba para que se unan las fuerzas para que Ada Colau no sea investida alcaldesa. Rahola ataca por donde en realidad le duele a ella: Colau es la imagen de lo que ella quería haber sido y no fue, por ahora Colau es la imagen de una coherencia ideológica con una trayectoria solvente en defensa de los pobres que es algo de lo que ella siempre presumió hasta que descubrió los afeites y los perfumes del boato tertuliano. Y ella, que no habla mal del todo, en eso se ha quedado. Sin duda Catalunya tiene su Esperanza Aguirre disfrazada de progresista en Pilar Rahola. Te vaya bien la derrota de tus amigos convergentes Pilar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *