Al final mi padre va a tener razón

Mi padre como buen gallego tiene sentencias demoledoras. La mayoría de ellas, no las tomas en serio, pensando que la retranca de pueblo y la mala leche que destilan ofuscan el posible contenido veraz del contenido. Pero el otro día me dijo una cosa que me hizo pensar y que hoy veo con otros ojos.

“Harán que la inflación sea lo más baja posible, para evitar subir los salarios”

MoneyPodría parecer una exageración, una burrada incluso. Pero merece una pequeña reflexión. Hoy publican todos los periódicos las cifras del IPC. Aunque este més ha subido un 0.4%, la tasa interanual, se coloca por debajo del 3%, uno de los objetivos del gobierno.. Durante 9 meses, hemos estado por encima del 3% y por encima incluso del 4%, pero ahora resulta que estamos por debajo del 3%. Según los que se dedican a esto, se explicaría en parte por el precio del petróleo, aunque la sensación del ciudadano medio es que la vida sigue subiendo.

No soy economista y no tengo ni idea de cómo se confecciona exactamente el IPC, aunque me chocan ciertos datos que extraemos de la información completa. Resulta que el IPC interanual baja, y sin embargo, la vivienda, que supone más del 30% de los gastos de muchas personas, sube en Octubre un 4.9 %. El vestido y el calzado sube un 9%. Y la enseñanza un 2%. Es cierto que otros apartados bajan, pero sigo pensando en la apreciación general que todo sigue subiendo de precio a mayor intensidad que el 3%.

Y qué sucederá cuando llegue Enero y se realice el ajuste salarial. La nómina crecerá un 3%, sin embargo, y pese a que la inflacción tiene esa cuantía, veremos como los servicios tienen su propio IPC, ya que por ejemplo, el metro igual sube como en el 2005, una “moderada cantidad”, un 4,7% (la T10, un 5,56%) , el agua subirá próximamente (y 2), el taxi aplicará su subida, la electricidad, los hoteles … Habrá que ver cuánto sube el pan, el café de cada día, el periódico, la carne… cuando se haga el ajuste en Enero.
Y todo ello aderezado con la subida de tipos de interés, que se prevee se coloquen en un 3,5% a finales de año, con lo cual, y por primera vez en muchos años, hará que el incremento salarial no compense el aumento de coste de las hipotecas.

Aunque todo esto no dejan de ser divagaciones de un pobre. Si tuviese más dinero, no dedicaría mi tiempo a esto, y me reiría del IPC.

La imagen está sacada de
http://members.cox.net/crandall11/money/ (interesante página para hacer origami con dinero)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.