La vida misma

«Hereus» de la nada: Idiotas en el ayuntamiento de BCN

Aquí, en la ciudad de los aparcamientos, el vigilante máximo ha cambiado de gorra. Se llama Hereu, Jordi Hereu, avisamos de que está en promoción y puede usted encontrárselo debajo de un pipican. Que se puede esperar de una ciudad en la que la concejala Mayol cobra 134.000€ y encima se declara «antisistema», en parte entiende a los okupas y se desplaza en metro. Pero volvamos al Hereu de marras. Montilla va colocando piezas y Hereu es una de ellas. Por las entrevistas realizadas y las emanaciones que se desprenden cuídense los okupas de hacer cualquier gesto pasadas las elecciones. El peso de la ley, a la muselina leve de Ordenanza les va a caer encima, de entrada piensa prohibir las manifestaciones en la Plaza de Sant Jaume y advierte de que no se pueden permitir atentados a la propiedad. La propiedad inmobiliaria es el valor, más calado que un tricornio, que recorre las meninges medias y muy altas de ciudadanos ansiosos de garantizar su futuro a base de ladrillo. No, no me confundan los de los ocupantes del piso de la calle Urgell es simple choriceo de toda la vida. En tiempos de ociosa convivencia como estos han colocado la bandera chilena en el balcón usurpado de la calle Urgel y se disponen a corrernos a base de la palabra racismo y discriminación. La ciudad es un Port Aventura con putas, atracadores, autocares, gruas y edificios del Paseo de Gracia iluminados hasta altas horas. La polla lumínica de Barcelona se yergue como orgullo de los ciudadanos condales, erigida con el canon del agua y los recibos que traginan en Agbar. Hinquemonos de rodillas: vivir aqui es un privilegio de gilipollas que babean ante las fallas montadas por los sucesivos alcaldes, loobys y grupos de empresarios. Hijos de la ciudad, padres de barceloneses, hijos del pasado condal, somos los Hereus de  la nada y encima nos ponen de alcalde a un hermano mayor que sacará músculo cuando pasen las elecciones. La nada más absoluta, la tienda de los de siempre.

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Un grupo Agbar, que olvidándose poco a poco del agua, gana cada día más (factura casi lo mismo de agua que de sus productos de «salud».

    El monopolio de lo básico ha supuesto un gran caudal de dinero. Mientras, el agua de Barcelona, no se puede beber sin echarle Calgonit.

    Resultados (avance 1er semestre 2006)

    Excelente como siempre, señor Bekaa

  2. Vivir en Sevilla será una pura maravilla … (ojalá)

    pero vivir en Barcelona es cada día más complejo y jodido, te dan una ganas de largarte fueraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!!

    El Hereu es un ejemplo, quería decir una vergà¼enza de política de izquierdas, con sus políticas castrantes y recopiladoras de pasta por doquier.

    Los okupas me dan mucha risa con sus teorías antisistema mientras te piden limosna por la calle con un perro, una flauta, o … peor aun enmi calle hay uno con una gaita.

    Pero los «hereus» de Barcelona son incluso peores, hasta me dan ganas de hacerme okupa-perroflauta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.