Esnifan pasta: Alta costura catalana e hispánica.

Tomen asiento, en Catalunya está en marcha la refundación del nacionalismo. Diversos factores metereológicos animan el mapa de las borrascas catalanas. Ni oasis, ni anticiclón . . . “español el último” parece ser la consigna. Nos entretuvieron aqui con el Dalai Lama en el 11 de septiembre y casi nos hacen olvidar los apagones. Pero ahí está Renfe de palmero de lujo con su Pantoja particular: Magdalena Alvarez. Los pijos cuecen habas del Empordá con butiffarra negra de cerdo hispano. Los radicales queman fotos de los coronillas y la pira ya empieza a tirar. La menta centralista y algún que otro juez le daran ese toque de menta que “él que la toma revienta”.
El circo de la pelota está en manos de Joan Laporta, un pijo aseado con formas catalanas, coreografia mediática y con hambre de candidato político. Podría empezar por la alcaldia, por ejemplo. El señor calvo de la lotería de los juzgados, siempre le toca irse para casa, un tal Duran Lleida está que trina: el neng Oriol Pujol se empieza a tunear para relevar a Mas. El faraón Pujol sonríe a medias, ya dijo que el chaval era un buen president para un futuro cercano, ya apunta estilo y puede arrastrar el voto de los treintañeros con Audi que fueron a un “Cau” (centro parroquial con sección de scouts) y hoy alojan en sus cocinas latinas sin papeles, al acabar el año donan a Intermon o a Caritas y se llenan la boca de humanismo y de Barça. ¿Tendrá tirón electoral Oriol Pujol ?

Esto se pone contento, en Ferraz ya han llamado a Montilla para decirle que se vaya despegando de los de ERC, no paran de alimentar la hispanidad recalcitrante con sus cosillas. La campaña de quema de fotos del rey ha ocultado el verdadero interesado en atacar la monarquia: el señor Aznar y sus chicos de las FAES siempre atentos a reverdecer la República centralista al estilo Sarkozy. Los callejeros de la cerilla se lo han puesto fácil y han servido en bandeja una oleada de españolidad que nos va a volver a invadir. No hay nadie más español, constitucional y monárquico que un tipo del PSOE en estos momentos.

Como leerán la cosa se pone interesante: el parque temático abre nuevas atracciones de cara al invierno y a las generales del 2008. Y no se cansa este cronista de pensar que mantenemos una familia inmantenible pero que al otro lado hay lo que siempre hubo en el nacionalismo: el interés por controlar un mercado local e interior, lo demás son zarandajas. Aqui no hay tribus, etnias y un trasunto religioso desde el medievo como en los Balcanes. Aquí hay un pastón que usted y yo ni olemos y del que muchos siguen esnifando para llegar a decir lo que dicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.