La vida misma

Seis años de la ola negra.

Ayer se cumplieron seis años del desastre del Prestige. Muchas cosas han cambiado y muy pocas. La tragedia ecológica desató una oleada social de apoyo, de ayuda, de voluntariado inusitada en la brumosa Galicia. Emergió un movimiento ciudadano inédito, hasta entonces en el noroeste, de contestación política que cristalizó en Nunca Mais. Pero apareció la picaruela, el trapicheo y muchos se callaron a cambio de 50€ diarios, otros jugaron las cartas de la subvención y el papeleo. En Muxía, que cada verano piso desde hace más de 20 años, hemos visto aparecer los BMW, las fachadas restauradas, los paseos marítimos, las rotondas y la construcción desaforada de viviendas hoy vacías. Los viejos aseguraban que el mar se lo comería todo, como en gran parte ha sido y una inversión brutal en limpiar el litoral a cargo de TRAGSA.

(Fotografía tomada por Bekaa en la punta del cabo Vilano agosto de este año)

Pese a ello falta saber como las aguas irán evolucionando dentro de cuatro años en que se cumplirán los diez. La fauna se empieza a recuperar, en especial las aves marinas. La Costa da Morte ha sido golpeada seriamente por la gran ola negra y de ese embite muchos se ahogaron, otros medraron y hay que reconocer el esfuerzo de la Administración del estado y local para avanzar. La marea negra se llevó a Man, el alemán de Camelle, que vivía entre las rocas de ese duro litoral y que cuando vió el chapapote a las puertas de su casa cerró la puerta para no volver a salir vivo.

El problema que late no es ya cómo recuperarse del Prestige sinó que, como explica Carlos Agulló en el especial de la Voz de Galicia, en los próximos años 170.000.000.000 de toneladas de petróleo circularan por el mar y el 70% de ellas pasará por sus costas. Es decir, las probabilidades de una nueva tragedia son demasiado elevadas. La ola negra sigue amenazando.

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Que gustazo ahora con más espacio para poner fotos en el blog. Tus post lo necesitaban. A ver si termino de pulir algunos temas para añadir seguimiento de comentarios y otras pijadas…

  2. […] todas las opiniones, desmontó mentiras de la propaganda pepera y consiguieron inculcar algo que el Prestige ya había hecho: una cierta conciencia de país, de territorio que llevaba y llamaba a la necesidad […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.