La vida misma

Jakob Von Gunten, un libro especial.

La escuela es fría, enorme y laberíntica. Sus espacios se le aparecen al protagonista en sueños que no tendrán prolongación en la presunta realidad. Jakob Von Gunten es hijo de una ilustre familia centroeuropea acaudalada. Pero él quiere dejar de ser de lo suyos y accede entusiasmado a la escuela de mayordomos Benjamenta, apellido del propietario y director que la regenta junto con su hermana.
La mirada de Jakob descubre un mundo hiperreal donde no ver, no oír, no escuchar, no transmitir ni expresar es la norma central de su formación como futuro sirviente. Uno compañeros inquietantes, seis, solo seis y jamás entrará ningun alumno más. Un trato parco, distanciado y a veces humillante. Sorprendentemente otras veces cercano y exasperante por la crudeza vital de los dos únicos docentes.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=EkzK_6vwXk8[/youtube]

Podemos leer este libro en distintas claves. No les quiero sugerir ninguna. Algunos críticos literarios han visto en él un anticipo de Kafka. Escrita en Berlín en 1909, tres años despues de salir del instituto su lectura es una de las obras más queridas de Robert Walser, autor del que les anticipamos algo sobre su parte final de la vida, en la que decidió ingresar en Herisau, en la clínica psiquiátrica y cesar toda actividad. El alumno Jakob, a través de su diario, nos introduce en un mundo de recovecos vitales. Les dejamos con una cita de sus primeras líneas:
«La enseñanza que nos imparten consiste básicamente en inculcarnos paciencia y obediencia, dos cualidades que prometen escaso o ningún éxito. à‰xitos interiores, eso sí. Pero ¿Qué ventaja se obtiene de ellos? ¿A quién dan de comer las conquistas interiores? »

El libro ha inspirado distintas obras de animación cinematográfica y danza

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.