La educación en un mundo de diáspora (y 2), escuchando a Bauman.

En la segunda parte de su conferencia Bauman insistió en desmenuzar el diálogo intrageneracional como elemento fundamental a la hora de una aproximación a la educación.
Por norma los niños entran en un mundo drásticamente diferente del mundo en el que sus padres se formaron y que aprendieron a entender como standard de la “normalidad”. Pese a esa constatación lo que parece “natural” o él “así son las cosas” o “como se deberían hacer” eso suele ser visto como extraño y desagradable.

El referente de los mayores suele ser un mundo que no existe, ni existirá, con lo cual el discurso se hace más inaprensible y se recibe mal. Como resultado las cohortes generacionales de los grandes y los jóvenes tienden a observarse con una mezcla de incomprensión y malentendido.
Existen ya dos mundos: el on y el off-line, las nuevas generaciones nacen con los dos incorporados pero es preocupante que se tache a lo virtual de semblanza con la realidad. En Second-Life una separación sentimental es un “delete”, en el mundo real es mucho más complejo. Su opinión del mundo de Facebook, redes sociales y usos de la tecnología no tenía nada de abuelito atacando lo que no domina, sino simplemente hizo conectar la dià spora social, el hecho de ese mundo precipitado y la creencia, comercial completamente, de que en la red es todo “igual” o “casi” como en la realidad.
Citó Marx subrayando como ponía enfasis en el factor humano de todos los cambios socioeconómicos y como ese factor, cada vez más, se mentaba como excusa para captar nuevos clientes. Terminó su conferencia alentando a comprender, a leer, a escuchar y observar para tomar conciencia, opinión y actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.