La vida misma

¿ Roscones fuera de la ley ? roscones para Borbones.

El Parlamento Europeo, en una de sus directivas comunitarias sobre salud alimentaria, vigilando la digestión de sus conciudadanos ha estado a punto de dejarnos sin roscón de Reyes con sorpresa debido a su vinculación con la normativa europea de juguetes incorporados a productos alimentarios. Pero vamos a ver: Nunca ha sido un juguete la sorpresa del roscón, más bien una putada si te toca pagarlo porque te ha aparecido una haba o un motivo de augurio positivo si entre tus dientes aparece un rey negro. Total que en Europa estaban a punto de dejarnos sin sorpresa y con el consiguiente mal rollo de los comensales.

Se imaginan en Zarzuela un roscón con un Marichalar dentro, con chaqueta de alcalchofas y bufanda Dolce Gabana, o un roscón para Garzón con fémur de miliciano republicano o la alegria de Montilla al morder una recomendación del Constitucional sobre el estatuto. Por favor no nos priven de esas escenas en aras del globalismo europeo, tan o más yacente que el terráqueo. Al pan pan y al roscón sorpresas, caramba, que esto son cuatro días y ya que los Reyes vendrán en bicicleta de rebajas, se olvidarán la mitad de los décimos del Niño . . . que menos que cerrar el ciclo colesterólico Navidul con un buen pedazo de roscón que llevarse a las encías para seguir permitiendo que el dentista amplie su piscina cubierta.

Pero no deja de tentarnos una Europa con pasteleros cara a la pared, policias cubiertos de pasamontañas de los chinos registrando los talleres de pastelería de arriba abajo, jefes de policia sanitaria dando ruedas e prensa exhibiendo los muñequitos atrapados y haciendo hincapie en que algunos eran vibradores para pulgas o acciones del Santander microfilmadas. Un amplio movimiento social se desplegaría, por Internet correrían distintos tutoriales con recetas para evitar que el scanner de la autoridad sanitaria detectara la figurilla de Rita Hayworth o las cejas de Zapatero. Sí , la ley suele ir contra la felicidad. El roscón de Bush lleva zapato.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.