La vida misma

Monogràfrica: Stop the war in North Kivu nos escribe.

Y no le podemos pedir su nombre porque mejor así, sin nombre. Puede estar en la Haya, Berlín o Goma, pero esta untada de ayer nos recuerda que hay una campaña para difundir por Internet aquello que la prensa oficial olvida cuando no conviene. En este caso el conflicto de Kivu Norte y los posts sobre el Congo iniciados en noviembre.

Esa es la modesta aportación que desde aquí seguiremos haciendo: filtrar, resumir y avanzar algun criterio sino nuevo por lo menos «olvidado», como ya hicimos en su día con los campos de refugiados que «desaparecen» o las commemoraciones de matanzas que se celebran, con película incluida, que denunciar 10 años después vale para poco, pero vale. Me inquieta pensar que nuestro remitente, al cual hemos seguido su rastro en la red, no pueda dejar su nombre en los diferentes blogs en que participa. Algunos piensan que en àfrica «no están tan avanzados» en materia de represión. Este abril tuve la suerte de charlar con Jordi Palou Loverdos, persona y jurista del diálogo intraruandés (sabrosísima experiencia) y a corte de anécdota nos contó como un cura jesuita que llevaba décadas en Ruanda fue embestido por un camión camino del aeropuerto. Meses más tarde se comprobó que el camión pertenecía a la empresa de un militar tutsi y activo genocida.

En marzo escribimos un post sobre la situación del pueblo saharahui y la historia breve del Frente Polisario y su evolución política. Lo titulábamos como una película, que nos impresionó, en los 80 y que pudimos ver en las Jornadas de Cine Anticapitalista celebradas en la Salle Bonanova de Barcelona: Tendremos toda la muerte para dormir”. Justo al dia siguiente recibimos este mensaje:

Mírame siempre
Trata de entenderme,
Ver mi destino como el tuyo.
Nunca dejes de observarme,
Si lo haces, habremos desaparecido…
Ali Salem Iselmu

La poesia de Ali Salem Iselmu podría ser lo que mejor resuma, desde el valle de la Bekaa, nuestra intención.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.