Millet y amigos: otra hemorragia en la boina electoral catalana.

Hace unos días, en la redacción, dudábamos de dar cabecera de nuestros posts al señor Millet, el del Palau, el ilustre catalán que rompe todas las estadísticas de chistes de mal gusto sobre la forma de ser catalana. Nos llamó la atención que el el juez vea claros indicios de nuevas culpabilidades de Gemma Montull, la hija del otro encausado importante y que aconsejó emitir facturas falsas. Andábamos en ello, que ya volveremos, cuando nos desayunamos con un nuevo presunto delito de Millet, siéntense porque esto es un Dragón Kan del choricerio, hay que atarse los cinturones y tomarse la pastilla del mareo mediático.

Padres de alumnos discapacitados del Colegio Sant Gervasi de Barcelona denuncian que en las cuentas de su fundación: ESMEN, creada para la atención y la educación y cuidado de alumnos con discapacidades han estado investigando en sus cuentas y acaban de descubrir que en los últimos años se les notificaban pérdidas de entre 30.000 y 70.000 euros. Cual ha sido su sorpresa añadida al descubrir que una de las causas de esas pérdidas es el hecho de que se facturaban reparaciones que se ha demostrado que nunca se realizaron. No hace falta que les diga que el presidente de todo esto era Félix Millet y también figuran en su patronato Jordi Montull y sus esposa respectivas consortes. Rosa Garicano, la ex directora del Palaude la Música, también figuraba en la misma. El vicepresidente de la misma era Josep María Camps, vecino y amigo de Millet. Resulta que también se han hallado sucesivas auditorias de Matraz Consulting y ¿A qué no adivinan quién era su única administradora?, pues casualmente la esposa del propio Camps, y cuya empresa percibía entre 4.000 y 13.000 euros trimestrales. Casualmente hace poco el señor Camps propuso disolver el centro alegando falta de recursos o quizá temían que los Mossos fueran tras ellos. (sigue . . .)

A partir de ahí los padres investigaron y lo que nos cuenta La Vanguardia son sus primeras luces. No se apuren: Millet y Montull campan por la calle, sonríen incluso a la prensa y piden un trato judicial “mejor”. Sin duda esta es una nueva hemorragia que los padres califican muy bien en sus declaraciones a Rà dio 4. Sin duda empiezan a haber muchos torniquetes por hacer en Catalunya. Ayer mismo salió Luigi de la cárcel, su sobrenombre da algo de miedo, fue compañero de viaje a la Audiencia Nacional con Macià  Alavedra y el ex secretario de Pujol, Prenafeta y del alcalde de Santa Coloma. Pues ahí los tienen cual “lunes al sol” esperando la ocasión pública y financiera de rehabilitarse y suspendidos, que no expulsados de sus partidos que en octubre nos quieren pasar la boina de las autonómica para ver si les traemos unos carguillos más para seguir traginando.

Les recomendamos este post para refrescar la tramilla catalana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.