La vida misma

Tantas historias en Argelia . . .

La crisis argelina  evidencia una lamentable dosis de cinismo de la Europa política. En estos momentos el conflicto se centra en revindicaciones bàsicas que en teoría forman parte del ideario democrático europeo: libertades civiles, justicia equitativa, garantía de los derechos más elementales de los ciudadanos a la par que ,en ambos casos, los antecedentes son absolutamente antidemocráticos. Durante años Europa se llevó las manos a la cabeza con el terrorismo de los miembros del FIS argelino, en definitiva un partido islamico que triunfó en las elecciones.

El Frente Islámico de Salvación fue fundado en febrero-marzo de 1989 y legalizado en agosto de ese mismo año. La red de asistencia islámica y predicación que se había organizado durante los años ochenta, estuvo en gran medida detrás de las manifestaciones de 1989 contra la subida del precio del pan, y que acabaron con un gran número de manifestantes muertos. A consecuencia de esto, el gobierno se vio forzado a abrir el espacio político a otros partidos aparte del FLN. El FIS (Front Islamique de Salut, Frente Islámico de Salvación) fue el partido con más implantación social de los que aparecieron tras esta apertura. Especialmente fuerte fue el apoyo popular expresado en las primeras elecciones libres de la historia del país, las municipales de 1989, en las que consiguió un 54% de los votos. Dentro de esta votación masiva al FIS había un porcentaje considerable de voto de protesta contra el FLN, como se demostró en las siguientes elecciones, las legislativas de diciembre de 1991, en las que perdió un millón de votos, aunque continuó siendo la fuerza más votada con un 24% de los sufragios. Pero la ley electoral, que en principio estaba pensada para beneficiar al FLN, acabo beneficiando al FIS que consiguió 188 escaños en la asamblea (43% del total), lo que llevó a los generales a interrumpir el proceso electoral y a detener a un gran número de dirigentes y afiliados del FIS. El 4 de mayo de 1992 el partido es disuelto por la Cámara Administrativa del Tribunal de Argel. Sus dos líderes fundamentales, Ali Belhadj y Abbasi Madani fueron encarcelados y condenados a 12 años de prisión, condena que finalizaron este mismo año. El número tres del partido, y número uno durante el encarcelamiento de Belhadj y Madani, Abdelkader Hachani fue asesinado en diciembre de 1999. Una parte de los dirigentes se exilió, siendo liderada por Rabah Kebir. De todo ese movimiento quedaron numerosos grupos salafistas, antes minoritarios en el FIS y que se dedicaron a la guerra abierta contra el sistema, alegaban estar «hartos de que la burguesía local solo usara el estado para colocar a sus hijos». Nadie movió un dedo cuando en esa Europa que manda tropas a Irak y Afganistán para imponer la democracia occidental llegó la noticia de la flagrante violación de los derechos humanos y por el hecho de que la maquina policial estatal y militar se dedicará a matar y reprimir a sus más selectos dirigentes. Se truncó el sueño de restablecer la convivencia entre sectores políticos diversos y Europa miró hacia el otro lado.

Si nos preguntamos porqué la respuesta, entre otras, se halla en el hecho de que Argelia es un suministrador de gas importantísimo. En época del gobierno socialista de Felipe González se alcanzaron notables acuerdos de suministro a los que Francia también accedía. La palabra Argelia en Francia desata pasiones encontradas. En su territorio viven argelinos colaboracionistas con el gobierno de París. La resistencia de Francia a dar la independencia a la colonia fue un episodio largo y plagado de cadáveres entre 1954 y 1957, documenta magníficamente los hechos la película «La batalla de Argel». Aún producen escozor en el alma de los argelinos las razzias de los OAS franceses y de su legión. pero lo dicho y ahí seguimos, en 1989 se vivieron lo que los historiadores, desde la Revolución Francesa, denominan «episodios del pan». La carestía del trigo y otros cereales disparan el precio del alimento básico y cuando la miseria llega a impedir el acceso al mismo estalla el país. Serán situaciones difíciles de conjugar, Argelia tiene también importantes conflictos tribales con etnias muy fuertes en el norte, en especial los bereber y además hay una serie de conflictos lingüísticos abiertos. Volviendo al inicio Europa se mira el ombligo, se rasca la deuda y la cola del paro y enciende su sordera.

El modelo de represión utilizado por Francia en Argelia fue replicado por las dictaduras latinoamericanas como Videla en Argentina o Pinochet en Chile, una verdadera escuela represiva. En el presente vídeo hablan los represores franceses, se excusan ante la historia y se jactan de su violencia.

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. tak dice:

    En las fotos de los blog, si te acuerdas, intentemos poner quién es el autor… así podemos seguir su trabajo… .P

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.