La vida misma

DESaparecidos: Gervasio Sánchez y la herencia de las guerras.

Wafa Jerala llora ante el atúd de su esposo (foto Gervasio Sánchez)

El fotógrafo Gervasio Sánchez desarrolla una obra fotoperiodística extensa en la que prima estar donde nunca estaremos, ver donde tal vez en pocas ocasiones nos dejen ver . . . y luego deja barra libre para pensar. No es una obra al uso de World Press Photo donde la espectacularidad y la denuncia conviven con una cierta plástica en el tratamiento de la imagen. En el caso de Gervasi Sánchez su recorrido suele ser estremecedor y su tema central en los últimos años se centra en los desastres de la guerra, la segunda parte, los olvidados, el rastro humano de destrucción en las vidas y las almas latentes. Claro está que la forma de mirar de este autor no puede inhibirse de una actitud artística, inevitable, pero lo que su obra propone es exactamente la visita a la trastienda de los conflictos. Ya impactó con sus exposiciones sobre las consecuencias de las minas en distintos lugares de África.

Centro de detención de Buenos Aires (foto Gervasio Sánchez)

Ahora Gervasio deposita su obra en el CCCB de Barcelona con un título definitorio: DESaparecidos. Las fotografías de gran formato nos acen pasear por el horror y sus almacenes, lugares donde se guardan los despieces de la destrucción , los documentos, los enseres, algunas ropas. Imágenes de impresionantes lugares sórdidos de tortura. Recomendamos vivamente una visita a su blog que nos da muestra de su obra y de las informaciones recopiladas asociadas a las imágenes. No son fotos solamente, son historias dramáticamente reales. Pero lo que más sorprende de ese recorrido por la geografia de la sordidez y la injusticia flagrante es que después de ver Camboya, Irak, Guatemala, la exposición se detiene en España, en las fosas abiertas en algunos lugares de León, las caras de los familiares, los lugares y las escenas nos hablan de una realidad española que suele ignorarse y nos recuerdan que aquí, en nombre de una mal llamada «reconciliación nacional» propagada entonces por el Partido Comunisat de España se siguen escondiendo a los asesinados en la Guerra Civil. Probablemente la muestra sea itinerante y si usted no se halla en Barcelona se la recomendamos cuando se acerque a su ciudad. Más que nada es que hace pensar. Solo he podido sacar una conclusión: La de que tanta muerte y tanta destrucción de quienes sobreviven es, solamente, porque en distintos lugares y de distintas maneras, hay quienes siempre están dispuestos a extinguir vidas y existencias con tal de acrecentar poderes e intereses. Puramente la guerra.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.