La vida misma

Ante la Champions . . .

foto: El Periódico de Catalunya

Esta noche se dilucida el sueño astral de cualquier aficionado cuyo equipo aspire a jugar la final de la Champions. Ya saben ustedes que el deporte no se distingue precisamente por ser la especialidad de este humilde espacio. Pero faltaríamos a la verdad si no les confesaramos nuestro culerismo más acérrimo. Estamos montados en una ola blaugrana que en los últimnos diez años nos ha llevado a saborear títulos, un juego mágico y una orma de ganar y de perder justa y ejemplar. Nos tranquliza saber que hoy veremos fútbol, sin más, sin aditivos de pornografía ultraderechista como la que ha campado desde que Mourinho, esa Tina Turner aburrida, actúa en la central lechera y que se apoya en un coro de millones y plumas vendidas al ladrillero más grande del país. El Manchester es leyenda por su juego y por su fuerza ante las tragedias, en Munich en 1958 murieron ocho de sus jugadores y ya es mítica la frase de un joven, luego genio, Bobby Charlton gritando entre las cenizas: «levantaros, vamos a luchar». Una frase que luego usó en momentos difíciles en los terrenos. El United es leyenda viva del fútbol mundial. El Barcelona ya tiene un lugar en el Olimpo desde la era Cruyff y Guardiola pasando por Rikjaard. Somos felices de vivir esos momentos y en especial de la calidad humana de ese grupo de jugadores que nos maravillan. Sea cual sea el resultado gracias por esa época inolvidable, y suerte en Wembley porque el azar también juega.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.