La vida misma

Goma arábiga (E 414): Washingthon y los lobbistas de la Coca-Cola. (y 2)

LA DIPLOMACIA DE LA SODA
Detrás de la goma arábiga se ocultan algunos secretos del cliente-rey de los comerciantes de savia: The Coca-Cola Company. En 2007 asistentes de los legisladores del Congreso de los EEUU informaban haber sido abordados por lobbistas de la compañía cuando la congresista americana, del partido demócrata, intentó hacer votar la ley HR3464,que prohíbe todo comercio con la goma arábiga sudanesa. De acuerdo con informaciones comprobadas la Coca-Cola financiaría a una organización suiza que en formato ONG promovía en Darfur la construcción, larga y compleja, de pozos de agua a través de Medair. La apuesta de Coca-Cola es muy simple: con la construcción de los pozos millares de personas permanecerían en la zona de Darfur, al tener sustento, y a su vez la compañía se aseguraría la permanencia en la zona de la mano de obra suficiente para despachar la época de cultivos.

MOVIMIENTOS POLÍTICOS PARA ASEGURAR LA GOMA

Desafiando la coherencia de sus embargos ya la propia administración Clinton, en 1998, y con el desacuerdo de la secretaria de Exteriores Madeleine Albright, publicó las Sudanese Sanctions Regulation precisando que el embargo se aplica a todos los productos sudaneses . . . excepto a la goma arábiga. El parlamentario demócrata Robert Menéndez impulsó una nueva iniciativa legislativa relativa al comercio alimentario internacional la llamada fourre-tout que volvía a consagrar la exención de dificultades para comerciar con la goma arábiga. No es una casualidad, las cuentas del parlamentario demócrata indican que ese mismo año percibió donaciones por valor de 55.900 € de Chris Berliner, vicepresidente de la empresa de negocio de goma Import Services Corporation y represantante de las empresas americanas de bebidas de soda y de la industria farmacéutica. Menéndez es cubano e impulsó el embargo como forma de presionar y hundir el régimen castrista, pero se mantuvo lo suficientemente tibio como para seguir manteniendo las relaciones comerciales con Sudán. Incluso antes de los atentados del 11-S un parlamentario republicano demostró que Al-Quaeda cobraba un impuesto por el tránsito de la goma en zonas que tenía controladas. Ni así, el comercio continua.

EL FUTURO DEL E 414
En enero de 2011 Sudán del Sur votó mayoritariamente por su independencia. Los políticos sudaneses tiene una promesa de EEUU que una vez pasado el referéndum se levantarían todas las sanciones económicas. Ya desde EEUU y Europa se quiere impulsar la plantación de miles de hectáreas en Sudán, serviría para aumentar la producción de goma arábiga y a la vez quedaría tintada como una acción ecológica para reverdecer la zona del Sahel. Se ha comprobado que el cultivo en esa zona, dada las variaciones climáticas, la geologia del suelo y las característica fitogénicas de la acacia sudanesa garantizan alta calidad. Eso es lo que hay detrás del famoso E 414.

Extracto sobre un trabajo de Guillaume Pitron

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.