Gotas de letras: Sugerencias de invierno (1)

De nuestros paseos por anaqueles varios les recomiendo algunas lecturas o relecturas que en edición nueva se presentan atractivas, breves en su mayoría y que pueden iluminar su alma en fechas vacacionales máxime en esa época en la cual la falta de luz solar nos recluye largas horas en la casa o apartamento de la suegra, hotelito de provincias o casa rural hotelera. Un bellísmo libro de ese autor que nos cautiva: Borges y  “El Aleph” que publicado en edición clara y nítida por Áncora y Delfín puede ser deleite de esa lectura mal hecha que le obligaron a a hacer en su facultad o bachillerato ya lejano. Cuando te cae un Borges entre los brazos y tienes más de treinta ños sueles rendirte y lamentar haberlo rechazado antes. No, no confundan El Aleph borgiano con ese impostor de Coelho, un autor que nunca comentaremos aquí.

Una cita borgiana del inicio: “Beatriz Viterbo murió en 1929; desde entonces, no dejé pasar un treinta de abril sin volver a su casa. Yo solía llegar a las siete y cuarto y quedarme unos veinticinco minutos; cada año aparecía un poco más tarde y me quedaba un rato más; en 1933, una lluvia torrencial me favoreció: tuvieron que invitarme a comer. No desperdicié, como es natural, ese buen precedente; en 1934, aparecí, ya dadas las ocho, con un alfajor santafecino; con toda naturalidad me quedé a comer. Así, en aniversarios melancólicos y vanamente eróticos, recibí las graduales confidencias de Carlos Argentino Daneri.” Recomendable obra para iniciarse en el universo borgiano.

Nuestra siguiente recomendación, de lectura inconclusa, es adentrarse en un terreno propio de los hooligans de Juan Benet: “Ensayos de incertidumbre” es un recorrido espléndido por la literatura. Ignacio Echevarría ha llevado a cabo una cuidadosa selección cronológica de los ensayos literarios de Benet posteriores a La inspiración y el estilo, obra en la que, de algún modo, Ensayos de incertidumbre se refleja, como ramificación de las indagaciones emprendidas en aquel ensayo seminal. De Shakespeare a Faulkner, de Cervantes a Joyce o Thomas Mann, en estas páginas asistimos a un espectacular despliegue de inteligencia y de imaginación teórica de Benet que se concibió paralelamente al alumbramiento de las grandes novelas del autor. La edición se cierra con una impagable selección de fragmentos extraídos de las entrevistas que el escritor concedió a lo largo de su vida.

No es el tono de la novela benetiana detallista y áspera muchas veces pero sublime en su formulación con obras como “El aire de un crimen”, “Un viaje de invierno”, “La otra casa de Mozán” y la excelsa “Volverás a Región”, para quién escribe, una de las mejores obras literarias del siglo XX español y un territorio que absorbe la crudeza de la guerra y un ritmo duro que se desarrolla en ese espacio imaginario de Región que el autor, émulo de Faulkner, inventó desde su pluma y su visión de ingeniero de caminos. Para amantes de la crónica viajera de espíritu y alma nuestra recomendación del libro de Jordi Esteva “Socotra la isla de los genios”, ojo con el autor, su tema no son los viajes sino el viaje interior de alguien quien afirma que ha dedicado su vida a conocer lugares que se extinguen. Ya hablamos aquí en su día de “Los árabes del mar” y de “Viaje al país de las almas”, dos imprescindibles. En el caso de Socotra, la isla donde Simbad halló el ave fénix, Esteva nos hace una trayectoria de las suyas, fiel conocedor y observador del mundo árabe desde un punto de vista poco común y versado en las leyendas  y tradiciones del Islam el autor es un testigo más que fiable. De esta mítica isla frente al cuerno de África les hablamos también en la obra fotográfica de Oriol Alamany en la cual els Ous estuvo presente.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.