Diario de la Graciosa12: Paseos cerca de la Mareta (1).

Suelo perderme en esos llanos pedregosos, nada me llama más que eso: recibir el alisio, a veces rudo, en la cara y saberme acompañado por la sombrilla de las nubes que transitan de norte a nordeste.Y desde ahí, mientras mi mirada transita a la busca de un cambio de luz, pienso en este espacio dels Ous en 2012. No, no se asusten, no hay proyectos editoriales rimbombantes, ni anuncios que luego pueden no cumplirse.
Aspiramos a la continuación, a la honradez y a la defensa del punto de vista, podríamos añadir el respeto, denlo por hecho; pero ,cada vez más, opinar es más caro en tiempos como estos. No debería de serlo, pero así es; es la sintomatología de un país que mira a la derecha, qué fácil, para no tener que mirar nada refugiarse en cuatro tópicos salpimentados por lo “políticamente correcto”.


Asisto al festín de la derecha poderosa sin asombros mientras veo como se ahonda en la llaga de la pobreza, se fiscaliza todo lo que puede favorecer a los de siempre y me asusto viendo que solo en Catalunya pronto habrá 300.000 personas, por ende familias, sin ningún ingreso. Y mientras paseo por el llano próximo a la Mareta me acuerdo de este espacio y de ustedes a quienes les mando un beso digital enorme, les agradezco su paciencia con mi inconstancia, el último tercio de 2011 ha sido muy duro para mi y temía inundarles de mis dolorosas sensaciones, de ahí mi inconstancia en la publicación. Procuraremos ni defraudar ni hastiar en 2012. Aunque lejano, un saludo desde el valle de la Bekaa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.