Oriol Pujol tiene las huchas y CiU vota a favor de Julio Iglesias.

Estaba escrito en los cielos que se tiñen de barretina y olor de cirios. Oriol, el hijo de Jordi, será su sucesor en el trono catalán. Ha sido lento, ha costado mucho y los obstáculos no han sido nimios, pero Oriol Pujol ya está preparado para su coronación como Secretario General de Convergència Democràtica de Catalunya. Su padre tuvo que ceder paso a la generación de Mas y llevarlo dos legislaturas al Parlament. Hoy su pseudomáster ya está concluído. Como mucho los cálculos apuntan a otra legislatura de Mas y luego llega él. A este muchacho pijo de la parte alta de Barcelona con colonia de scout y alma de independentista crisitiano le sigue una prole de “radicales” a los cuales ya aplacará simplemente con cargos y bendiciones. El muchacho es hábil y tiene un estilo chulesco que empezará a moderar a partir de ahora. De entrada está claramente enfrentado con el eterno socio de CiU o mejor dicho con el eterno dirigente de Unió Josep Antoni Durán i Lleida. Pero el cargo conlleva la “moderación” y con ello nada más convergente que pactar con el diablo si es preciso. Todo a punto de caramelo y a pesar de que se especula sobre cuanto tiempo tardará en hincar el diente a Mas o si podrá esperar todo apunta a que sí.

Foto: El Periódico

Una anécdota convergente: hace unos días en la reunión de RTVE los consejeros del ente rechazaron por un voto la creación de una serie sobre la vida de Julio Iglesias, coste módico de un millón y medio de euros, receso, replanteamiento y empate a votos y como el Presidente de la comisión era de CiU desempató votando a favor. ¿Qué les prometería el PP?, ¿Una serie sobre Montserrat Caballé? o la vida de Jordi Pujol en varias temporadas. Valga este ejemplo para reafirmar la candidez y el fluctuacionismo de la actuación de CiU a la cual Oriolet no podrá sustraerse. En este país de Millets, Alavedras, De la Rosa, Estivills y Prenafetas lo de que a Oriolet le llamaran “míster 3%” de las operaciones de quienes él facilitaba las entrevistas con su padre es una nimiedad. Imaginen el tirón nostálgico, algo tan propio de Catalunya como los torteles, de Oriol recorriendo el país con los menestrales de cada comarca dudando sobre si se parece a su padre o tiene rasgos de su madre, solo en eso dudaran porque el voto va a ser irremediable. No te deseamos ninguna suerte Oriol, no te hace falta, en tu casa la tienen y las huchas del “país” te protegerán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.