Contra el miedo y el fascismo: denunciemos la represión en Madrid.

Se frotan las manos, todo sale a pedir de fascista. Hoy en Madrid la paliza fenomenal que han dado los antidisturbios de la polícia ha causado 50 heridos y más de 28 detenidos, hasta el momento de escribir. Ya lo sabíamos. Ya lo comprobamos en Valencia en forma de paliza a estudiantes. Vivir en un fascismo es esto: represión y más represión, la libertad de opinión criminalizada, ergo entonces ¿para qué decir que este es un estado de derecho con libertad de expresión?; no la hay porque no existe, se está anulando la de opinión abase de la difamación perpetua de muchas prensa, el silencio de tantos partidos y políticos se extiende por España. Antes de unas semanas interpelación parlamentaria y comparecencia de Jorge Fernández Díaz revelando que la polícia ha actuado limpiamente, como en Valencia.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=YuRHshyT-yA&t=2m58s[/youtube]

Pero debemos asumir que este es un combate por las libertades y hay que decir la palabra: fascismo, ya no suena fuerte, ya no suena antigua, ya nos parecemos a los griegos: palo y a callar. Desde aquí les llamó a mantener en pie la indignación ciudadana denunciando el atropello de libertades, la fascistización de España es ya una cruda realidad, no se engañen, al otro lado de la frontera sonríen también las marionetas del mundo financiero, creen que el camino se allana. Con el miedo instalado es fácil desmontar la democracia, dependerá de nosotros, de ustedes, si no están de acuerdo hagan algo muévanse en su entorno más inmediato, denuncien, hablen de los bancos, los recortes y la poli, compruebo que la gente empieza a indignarse de verdad y hay que caminar a la cristalización de un movimiento autónomo ciudadano, con pocos puntos y concretos. Además del dinero hagamos hincapie en las libertades, son vitales, muchos de los nuestros cayeron por ellas, si no hay comunicación fluida vamos a perder y ya estamos hartos de tanto perder. España necesita un movimiento ciudadano que organice la información y la subversión que en este caso no es nada más que denunciar, dialogar y proponer. Elos no nos darán democracia, solo saben de palo. Nosotros sabemos de miseria y recortes, de ciudadanos acogotados o de familiares con la espada del paro encima. No les dejen solos o nos quedaremos solos y magullados, nos podrán atizar y dejarnos amoratados. Pero tenemos el alma fresca de emociones y sentimientos, de sonrisas complices, de ideas y soluciones más comunes de lo que pensamos, de solidaridad y cariño y ese es un combustible que arde largo.

Nazificados?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.