La vida misma

Feijoo: Un estratega en el oeste que molesta en Génova.

La aplastante victoria del PP en las elecciones gallegas tiene un artífice: Feijoo. Discutido desde Madrid en su momento y ninguneado por el sector del cirio: Botella, Aguirre, Gallardón… Feijoo fue denostado en su momento por entreverse en él un posible sucesor de Rajoy. La capa de Rajoy a trozos ya se la disputan desde el principio los sectores más ultras, es decir: aznarismo yaguirrismo. Recordemos que Aguirre nunca ha dicho que se retire de la política. Con la aplastante renovación de su mayoría absoluta en Galicia Feijoo se reafirma como un dirigente con quien habrá que contar en el futuro y sin duda es el candidato del propio Rajoy.

Pero la destreza de Feijoo en el arte político, que es mucha, ha sido precisamente en la elección de la fecha para la concurrencia electoral. Corrían malos aires para el PSOE gallego enfrentado entre familias territoriales y había la aspiración de sacar a Vazquéz de enmedio, por razones obvias, es un candidato sin fuerza, sin presencia política capaz de arrastrar voto y además ya le estaban haciendo la cama en su propia casa. Pero hete aquí que la convocatoria precipitada de Feijoo supuso ponerlo en el escaparate de candidato número 1. Sus enemigos se relamían viéndolo perdedor y pensando en el camino que quedaba libre. De ello se desprende la jugada estratégica de Feijoo haciendo campaña con un PSOE hundido por las disensiones y la falta de política creíble y un candidato timorato. Un golpe perfecto, el PSOE de Galicia ya es un Prestige que preludia otros hundimientos. Habrá que empezar a mirar a Feijoo, nada que ver con Fraga o los capataces agrícolas que pilotan el PP de Lugo o ourense, la realidad es que las elecciones las gana él. De momento 43-17 es un marcador rotundo e indiscutible.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.