AutopsiaCatalana: El fantasma de Banca Catalana vuelve a la ópera

Pedro J. Ramírez ha hecho un maravilloso favor a CiU, los ha colocado en la plaza del pueblo, en el centro del meollo y les ha investido de la aureola del martirilogio. Ahí la salsa de CiU es espesa y de probada calidad. Fijémonos en como la respuesta a la publicación de El Mundo la responde el mismo día un tal Jordi Pujol. Todo un experto en el martirilogio, un especialista en arramblar réditos políticos a costa del victimismo como ya hizo con el caso Banca Catalana. “Me atacan a mi, os atacan a vosotros”, genial, no podía haber mayor plasticidad para darle la vuelta a la diatriba de El Mundo. Lo que es peor, la segunda parte del discurso es la identificación “Yo y vosotros somos Catalunya, atacan la Patria”. Sí, es el mismo discurso de los 80 y la reacción de los partidos la misma. Sepan ustedes que en los medios de comunicación los catalanes asisistimos al pábulo de el silencio de los corderos. En la trastienda política de la pirotecnia generada por el pujolismo y los chicos de Ramírez no se menta a la bicha, la bicha es eso: la muerte de la ocupación, el condumio que se hace del dinero de la banca, la estrangulación del ya exánime estado del bienestar, la precariedad que empieza a mojarnos hasta los huesos en forma de amigos despedidos, de familias sin nada, de servicios que se extinguen. Al fondo una sanidad en caída y una educación ya en retroceso.

Con este paisaje no lo duden: Mas se nos presenta como un hábil saltador de obstáculos: acabará la legislatura dos años más allá, volverá de Madrid diciendo que no nos entienden y dentro de un año no hablaremos de independencias y con la que está cayendo a eso se le llama fintar. Sí, Pedro J. Ramírez ha despertado al fantasma de la ópera y ha Jordi Pujol le ha faltado tiempo para subir al púlpito y capitalizar. La nave central catalana del electorado: burguesa, agrícola y tradicional se lleva las manos a los cuencos del rosario catalán. Sus preces llegaran a las urnas en forma de voto y aunque no consigan la mayoría si conseguirán una buena victoria. Este pueblo es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.