Morcillo: El hombre que quería ser reconocido como asesino a sueldo del Estado Español.

1366040385_0

Ha sido una sombra que ha salido a la luz en estos días. Morcillo, el asesino de Santi Brouard, pediatra y asentado dirigente de Herri Batasuna, se ha personado en juzgados para declararse el autor material del crimen cometido en la consulta de Brouard. Corría un complejo 1984 cuando alguién decidió acabar con Brouard y golpear al mundo abertzale. Lo consiguieron de lleno. La muerte de Brouard desencadenó una potente radicalización que sirvió para aumentar la represión sobre la coalición del Pueblo Unido (HB). Este señor al que algún periódico trata de “empresario granadino” sin especificar actividad, ya era sospechoso en el juicio pero por una serie de dificulatades técnico-jurídicas y resultó absuelto. Según el detalla lo hizo presionado por el jefe de la Guardia Civil de entonces: Rafael Masa. El empresario aseguró que había recibido la orden de Masa. El mando del instituto armado le habría asegurado que si no se asesinaba a Brouard, «su jefe» le iba a «echar» del cuerpo. Una expresión que, según Morcillo, apuntaría a Julián Sancristóbal, director de la Seguridad del Estado en el Gobierno de Felipe González cuando se cometió el atentado, el 20 de noviembre de 1984.

Cloacas, cloacas y más cloacas. Quién escribe no daría un duro jurídico por este caso o . . . sí. Caramba, alguién en Génova debe de estar pensando en una acción judicial que acabara con Felipe González subiendo las escaleras de la Audiencia Nacional. Sabroso plato para el PP centrípeto que se friega las manos en esa pelea de chiquillos, se lo imaginan: “Vale, yo tengo sobres y no los declaro, pero tú matas pediatras”. Morcillo podría decir algo más, pero casulamente no dice más. Sí, el tipo no deja de ser un asesino a sueldo, que lo llega a ser tanto que reaparece para ser reconocido como tal, al margen de la política, la mente humana es inextrincable. Dejémoslo así, de momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.