Olimpo Onassis (1): Los dioses se leen en els OusFerrats. Athina vende Skorpios.

logo   Pareciendo una estupidez Athina es una multimillonaria joven y bien clasificada en la lista Forbes a la que vamos a reprender. Sí, la muchacha ha escogido el consejo o la seducción del diablo para decidir quemar en la hoguera de los billetes un montón de páginas de su biografía. Skorpios es la isla donde están enterrados sus ancestros: Aristóteles Onassis, Cristina y su tío. Skorpios era el refugio de su abuelo, el armador Aristóteles Onasis, algunos no le conocen. Corrían los sesenta y los cincuenta del siglo pasado cuando las dinastía Niarchos, Lívanos y Onassis competían en archimillonarios con multiinversiones en todos los sectores. Sus fortunas estaban amasadas en bienes navales. Navieras potentísimas dueñas del acero y de los caminos del transporte oceánico y sus nubes.

Pero lo más interesante de esas sagas griegas fue, sin duda, su vida personal, auténtica reproducción de las tragedias griegas pero en carne, hueso y dólares, pero sin teatros a pecho rosa descubierto. La turbulenta vida de Aristóteles Onassis merece monográfico como así será. Pero hoy nos trae aquí la pérdida de la propiedad de la isla de Skorpios. La madre de Athina, Cristina Onassis, reposa allí después de una dosis de barbitúricos de elefante con la que echó el cerrojo de la luz y la vida después de una trayectoria desgraciada. Onasis se casó con Athina Mary Lívanos, luego se enceló con nuestra diva preferida: María Callas a la que sumió en la depresión y hundió en su carrera cuando empezó a acostarse con Jacqueline Bouvier, nada menos que Jackeline Kennedy, la esposa y viuda del asesinado presidente de los EEUU: John Fitzerald Kennedy. El yate de Onasis, Christina, surcaba los mares como el más grande jamás construido.

athinaskorpios1--a

Disculpen la extensión, el tema le pone a uno, huelga decir que después de la Biblia y Miguel Strogoff el couché de la época era mi lectura preferida. Skorpios era lugar de fastuosas fiestas. Onassis fundo Olympic Airways, en Argentina fue el rey del negocio tabaquero y su capacidad de persuasión en el mundo financiero era igual de efectiva con las mujeres. Su heredero Alexander murió en accidente de aviación, su hija Christina le presionaba para modificar sus negocios mientras ella era una afortunada desgraciada que sucumbía al envenenamiento voluntario. Los tres reposan en Skorpios y ahora la única heredera Athina, que luce nombre de su abuela, y casada con Thierry Roussel se nos ha vendido Skorpios. Nunca se lo perdonaremos, es como quitarle a Atenas el Partenón o  derruir el teatro del Epidauro. Empezamos monográfico. El Olimpo de carne y hueso, los dioses se leen els OusFerrats.

1101681025_400

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.