Diario de La Graciosa 2013: Señales de crisis o la teoría de los calamares.

Hay en nuestros paseos la paz que siempre le esponjamos a estos 37 km cuadrados. Nos golpean los vientos como siempre y el sol, arriba, hace lo que siempre ha hecho aquí, jugar con el viento y las nubes cambiando los colores, las sombras y las luces de manera casi continua. Dicen que por eso navegantes de hace siglos la pusieron ese nombre.Ya saben que nos apasiona en análisis de mercado pero desconocemos sus rutinas académicas, por ello nos ceñimos a lo que vemos. Pero no exentos de población, de estadísticas y comparaciones visuales, aún a riesgo de ser subjetivos, lo cierto es que hay más casas cerradas, menos actividad en los bares y que Julio ha sido francamente flojo, a decir de algún taxista, camarero o dueño de los escasos locales que tiene la isla.

Me comenta el dueño de un local que le han llegado a pedir “una de calamares para compartir entre cinco”, realmente plantea un dilema filosófico ya que en todo caso se trataría de “una de calamares” y lo que compartan o no es una decisión constitucionalmente reconocida a expensas del consenso y del hambre de los solicitantes. Pero queda claro que cuando se hace esa demanda, a mi modo de ver, se trata de buscar una apoyo o subvención de la mano del cocinero generoso que añada dos anillas más del extinto cefalópodo. Es la cultura de la subvención que nos dejó la transición.

grz13Hay esperanzas depositadas en agosto, pero parece claro que hace dos años que la cosa del consumo baja los suyo. Por el contrario la disminución de turismo extranjero se ha visto sustituida por visitantes autóctonos, canarios, espoleados por el bajo precio de los vuelos interiores y el menor gasto que les provocaría el desplazarse a la península. Ya saben, aquí estamos en la paz, si vienen escriban, compartiremos tantos calamares como sea preciso matar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.