La vida misma

Diario de La Graciosa 2013: Isla de Alegranza, lo que vomita el océano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAYa saben nuestros lectores que a esa isla donde vamos hoy la tenemos agradablemente mitificada. Salir de La Graciosa en dirección a Alegranza y ver el sol empezando a iluminar su veril, el cono de Montaña de Lobos o el paisaje marciano de el Morro de la Rapadura es algo indescriptible en cuanto a la sensación que produce, la belleza inédita de las coloraciones de los estratos volcánicos, sus suaves campos de polvo rojizo y avistar punta Delgada con sus escollos longitudinales y su faro produce una sensación de expedición Julio Verne. Durante el viaje de casi una hora a mar abierto los peces voladores te saludan y algunas pardelas cenicientas vienen a ojear si es carnada lo que se acerca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPero tenemos otros posts, de otros años, donde les explicamos las bondades naturales y excelencias faunísticas de la isla, hoy hablamos de conservación y protección del archipiélago Chinijo (pequeño). Salimos del faro y costeamos la zona norte: El Trillo, la Caleta de Mato, Punta de Miraflores, el Burro, La Juyana, Punta de los Mosquitos, el jameo Mosegue y Punta de Juan Rebenque. Estos nombres nos los refiere Agustín Pallarés en un estudio de la toponimia de la isla de Alegranza que les recomiendo pues es una pequeña historia no solo lingüística, sino también una joya de curiosidad natural.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor su orientación norte, abierta al océano, Alegranza es un depósito de la infamia ambiental con la cual se despachan pesqueros de altura, barcos de cabotaje y todo tipo de especímenes humanos impresentables e incultos que tripulan esas naves. Es un retrato de la mierda que lleva el mar. Desde hace años la tarea de Adena es ardua en la isla: arramblar todas las maderas lejos de las mareas, arrancar de entre las piedras en la bajamar los cabos gigantescos de buques que intuimos de esloras enormes dado el groso y volumen. Y otra vez botas, boyas gigantescas, depósitos metálicos, aparatos de comunicaciones, ordenadores y un sinfín de mercancías del desecho prestas a contaminar y a perjudicar la avifauna presente y la fauna marina, abundante en ese entorno protegido y zona de paso de numerosas variedades de mamíferos marinos. Las imágenes tal vez se expliquen mejor…

TENEMOS UNA GALERIA PARA USTEDES, CLIQUEN Y VERAN

ale5Photos Bekaa/Olympus

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.