Otras versiones del caso del barrio burgalés de el Gamonal.

La anulación de las obras del boulevard burgalés sobre el afectado barrio del Gamonal son motivo de controversia según quién analice su hipotético final. Mi voz ronca en la ciudad me asegura que “ahora no, luego ya veremos” es lo que corre entre los mentideros del PP de la capital burgalesa. El constructor implicado en la obra tiene relación de antiguo con José María Aznar y al parecer tiene salpicaduras Gürtel, que casualidad. Algo hace pensar que si el ayuntamiento modificó horas después de su pleno la decisión es porque hubo teléfono de por medio. Mejor dejarlo para más adelante. El tratamiento que los medios dan sobre el Gamonal se basa en repetir una y otra vez imágenes de violencia, resaltar que habrá que indemnizar con 500.000 euros a la constructora y hacer hincapie en que “se ha perdido una gran oportunidad para el progreso del barrio”.

Gamonal1El promotor del proyecto, Antonio Miguel Méndez Pozo, no controla la totalidad de la opinión pública de la ciudad como se está comprobando pero sí la mayor parte de la publicada a través de su imperio de comunicación Promecal. Es el dueño de El Diario de Burgos, el principal periódico local, y además tiene la concesión de la Radiotelevisión de Castilla y León, financiada por el gobierno autonómico del popular Vicente Herrera. En el control de la televisión regional le acompaña el empresario José Luis Ulibarri, que cuenta con su propio imperio mediático en León y otras provincias castellano-leonesas. Ulibarri no solo está imputado por el caso Gürtel por pagar presuntamente sobornos a la trama Gürtel para obtener concesiones de las Administraciones controladas por el PP, además fue su abogado el que consiguió apartar al juez Baltasar Garzón de la causa. Pero a Méndez Pozo ni sus condenas por corrupción de sus aliados -como el exalcalde Peña indultado por Aznar- ni los procesos judiciales por el mismo asunto a sus socios le han hecho perder un ápice de sus buenas relaciones con el PP y el poder en los últimos años, al contrario. Ex-convicto indultado por Aznar vemos al empresario junto a Cospedal mientras escucha alabanzas.

E2C41EDF-A483-0E98-3982C3DE0F6D205D«El principal objetivo que era la paralización definitiva de las obras del bulevar se ha conseguido, pero aún quedan muchas cosas por hacer». Así lo entiende la asamblea vecinal de Gamonal, que ayer decidió seguir activa y virar hacia un movimiento social y reivindicativo que va, incluso, más allá de las propias necesidades del barrio. Además, quedan, según expusieron varios de los intervinientes en la concentración matutina, dos objetivos aún por lograr: la libertad sin cargos de los detenidos y la retirada de los antidisturbios del barrio. En cuanto al primer punto, el de la libre absolución de los detenidos durante las jornadas de disturbios, los vecinos pidieron, incluso, el posicionamiento del Ayuntamiento de Burgos. Sin duda es significativo un movimiento de ese tipo en la siempre silenciosa y funcionarial Castilla y es que la crisis molesta y mucho en todas partes. Nuestro informador burgalés nos dice que pasadas las municipales se retomará el proyecto que partía de un volumen mínimo aproximado de ocho millones de euros, demasiados intereses para dejarlo durmiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.