Diario de La Graciosa 2014: El agujero de los sueños rotos.

pate (8)Mis compañeros de caminata, conociéndome, siguieron su camino mientras yo descendía a la orilla quebrada camino de Lambra. Ya desde el principio bajé con cierta veneración, la que me impone el mar y su falsa calma. Entre los roquedos resbaladizos, encarada todavía al oleaje la patera se me acercaba imponente.

pate (4)Empecé a fotografiarla y poco a poco me fue entrando una tristeza tremenda. El día era espéndido, la isla y sus aguas seductoras como siempre, pero asomarme a la patera, ver su quilla y el costillar reventado me hizo detenerme y observar aún más. Estaba cuidada y repintada, sus maderas lucían sin apenas signos de haber estado maltratadas por el descuido.

pate (6)Calculé, a ojo de buen cubero, que entre agua y combustible como mucho debían de alojarse en ella ocho o diez personas delgadas. No había motor y su identificación hacia presuponer procedencia marroquí. Desde ese punto hay unos 260 km en línea recta hacia la costa de Marruecos, suponiendo que partieran de ahí en día “correcto” en cuanto a la mar el Atlántico es el Atlántico. Me cuentan que era de noche y picaron con marea alta.

pate (2)No pregunté más, al contrario de lo que hago siempre, ya no pude. En vez del mar me pareció oír una noche de gritos e improperios, mar algo agitado, que ahí es bastante y de repente un maderazo tremendo, un golpe en el cogote de sus tripulantes y la huída por las rocas, el frío de noviembre, los golpetazos de los pies y las caídas resbalando entre las agudas piedras volcánicas, algo malpaíses, era el horror. Debió de serlo para quienes se lanzaron, como tantos miles cada año, apurando la última carta de la esperanza de una ruleta rusa cargada de muerte. Jamás pensé ver materialmente el agujero por donde se escapan los sueños, ese día sí.

pate (5)

pate (7)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.