Aumento de sueldo del 28% para los partidos políticos españoles. Lo que se gastan para entretenernos:

Es absurdo e inútil todo cuanto ustedes, si son afectados, digan u opinen de la crisis, los recortes, el deterioro de las libertades o cualquiera de las múltiples consecuencias de la crisis económica o léase también como la gran batalla del capital mundial para resarcir sus arcas a costa de lo que sea. Ahí tienen  a los payasos-candidatos que durante unas semanas se van a plantar en la plaza mayor mediática para recordarnos que el “voto” es imprescindible en una democracia tan guai como la que ustedes y yo disfrutamos. Europa se dirige hacia los escollos a toda máquina, pero en el puente de mando hay los partidos que algunos de ustedes todavía van a votar. Socialdemócratas, centristas, conservadores y una pujante ultraderecha. Se trata de movilizar a la borregada. Veamos las razones.

arbolfrancoEn Catalunya los soberanistas e independentistas le darán el sesgo de que el mundo se entere de que quieren ser, no todos, una nación. Los socialistas con su cantinela de la justicia social y denuncia de la derecha a la que jamás combatieron. Los conservadores se presentaran como la fuerza europeísta, porque a nadie le amarga un dulce saber que toda Europa empieza a ser un partido azulado. Nada que decir de la derecha extrema xenófoba y racista que ve en el agujero de la decepción generalizada el mejor hito para imponer su discurso privatizador y excluyente, ya son en muchos países el 12-25% por ciento y en Francia apuntan al 45% con holgura.

Pero a todos les une algo común: las elecciones son una oportunidad excelente para consolidar sus “empresas” esos partidos rellenos de burocrátas con descendencia sanguínea. Para ello en este país, a cuenta de sus dineros, ya se han provisto de un aumento superior al 28% de sus propias subvenciones del Gobierno de España llegando a los más de 87 millones de euros ya que este año necesitan fondos para distraernos del fútbol, los toros, de su abuela muriendo en un pasillo de urgencias o del deshaucio de su primo, suena el teléfono: acaban de despedir a su cuñado. Sean comprensivos con tamaña subvención, en ella van incluídos 2,7 millones de euros por formación para su “seguridad” contratada con empresas privadas. Y en eso consiste, en el dinero que se van a gastar para distraerles, para calentarles, para hacerles creer que van a hacer algo por ustedes o sus hijos. Cuando en realidad, desde el minuto 1, solo piensan en los suyo y los de ustedes, no se apuren: Dios proveerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.