Una mañana con Can Vies. Reivindicación, indignación y paz sin polis.

canvi5Admite este cronista que por obligaciones laborales ha coincidido esta mañana con la cadena humana de can Vies. Sants celebraba la fiesta de sus entidades y en perfecta armonía y con excelente ambiente la gente paseaba, saludaba amablemente, charlaba y apoyaba a los manifestantes de Can Vies. Formando una larga cadena humana que llegaba hasta el distrito municipal de Sants los manifestantes se iban pasando trozos del primer derribo hasta depositarlos en la puerta. Conclusión: hablo con muchos vecinos que me cuentan agresiones indiscriminadas de los Mossos.

canvi3Un alumno me cuenta como su padre grabó a los Mossos dando porrazos a una señora que iba con el carro de la compra o como le tiraron el pan al suelo a un señor jubilado de su escalera y le dieron dos buenos porrazos. Es evidente que Sants conserva su raíz popular y anarquista a la que se suman vecinos indignados por la situación política general de la ciudad y del país. Lo más destacable de esta mañana ha sido la postura pacífica de todos, eso ha sido posible porque no había polícia. El orden se da cuando no están sus garantes. Quienes pensaban que este era un conflicto de cuatro okupas van apañados, hay más cabreo, pacífico, pero cabreo, del que parece.

canvi2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.