Creemos en la magia de Alfanhuí y los alcaravanes.

imagePara nosotros fue una tarde mágica e inhabitual. Tras unos cerros nos observaban dos alcaravanes, no solían hacer lo que en ellos es costumbre… huír, no, estos se nos quedaron plantados un buen rato con sus colores maravillosos y sus ojos de cristal inmensos. Alfanhuí, es el nombre de ese libro maravilloso de Rafael Sánchez Ferlosio, Alfanhuí es un recorrido mágico e iniciático de ese autor que nos gusta tanto y que siempre reniega de sus novelas incluído ese sensacional fresco de posguerra que es «El Jarama». Y siempre afirma que de su obra que no es ensayo solo conserva un amigo que se llama Alfanhuí. En el segundo capítulo del libro el maestro taxidermista acaba de acoger al niño protagonista en su casa se le queda mirando y le dice: » Te llamarás Alfanhuí que es el nombre con el que se llaman los alcaravanes los unos a los otros». Y emprendimos luego el regreso de nuestro peregrinar entre volcanes sonrientes en nuestra alma porque sabemos que nada es casual y que la magia de Alfanhuí habita en nosotros. Gracias por la señal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.