Diario de La Graciosa 2014: «La isla de Alegranza» un libro de Agustín Pallarés

faroaleg

La declaración inicial del autor: “ En un lugar de Canarias, de cuyo nombre no puedo olvidarme, tiempo ha viví los más felices años de mi vida: Alegranza. Esta isla ha tenido para mí un significado muy especial. En ella he sido, efectivamente, muy feliz, primero de niño con mis padres y hermanos (mi padre era profesional de faros) y luego, ya de mayor, con mi mujer y mis hijos, ejerciendo la misma profesión…”

Pese a ello no se trata de un libro autobiográfico Pallarés concentra toda su tarea investigatória en describir la isla concienzudamente a partir de sus vivencias y sobretodo, posteriormente, del estudio riguroso y documentación de su toponimia. Las pinceladas personales no son en el texto nunca casuales y siempre se usan para dar pie a informaciones que completan la labor documental.

llibreAl margen de la toponimia hay un trabajo profundo de reseñar la historia de la isla a partir de las documentaciones oficiales y comunicaciones escritas entre los fareros y sus superiores de Las Palmas que nos delatan, ya en el siglo XIX el añadido de aislamiento a las dificultades de comunicaciones propias de la época. El apartado de fauna de la isla es especialmente rico y anecdótico. Los sucesivos dueños, que en sus tiempos fue una explotación agrícola de cultivos diversos, solían teer en ella a un mayoral que junto a otras familias se hacia cargo de las duras tareas.

Alegranza con su impresionante caldera volcánica, una de las más grandes de Canarias, es un reducto de belleza variada y riqueza ornitológica y geológica hoy amenazado por las excursiones turísticas. Al formar parte de un parque natural chocan los intereses de los dueños con los turísticos y los que deberían ser prioritarios: los de conservación natural. Desde hace largos años ADENA WWF de Lanzarote despliega una positiva actividad de limpieza de residuos marinos que varan en la isla, de los cuales dimos testimonio el año anterior formando parte de una de sus expediciones de voluntariado.

verilSí conocen Alegranza disfrutarán por la amenidad del trabajo de Pallarés y si no la conocen les recomiendo igualmente este documento humano y científico que es un verdadero rastro entrañable del duro trabajo de los fareros en la última isla al norte de la zona centro oriental del Atlántico.

Puedes visitarla aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.