La niña yihadista de Rajoy: vuelve el ricino mental católico.

Tendrán ustedes conocimiento de que días atrás dos jóvenes ceutíes y de origen marroquí fueron detenidas cuando pretendían embarcarse rumbo al “Paraíso” de la Yihad islámica. Habían sido captadas a través de Internet. Dado que una tenía 19 años pasó a disposición policial y la otra, menor, con catorce años ha sido ingresada en un centro de la Comunidad de Madrid. Esta es el objeto de nuestro post de hoy.

Las autoridades españolas, atendiendo a la ley de protección del menor, aseguran que su ingreso en el centro es para iniciar un proceso de desprogramación del presunto lavado de cerebro yihadista. Según los especialistas el primer paso es evitar que se suicide, para ellos hay una serie de requisitos que ayudarán: no tendrá acceso a Internet ni a ninguna red social, el niqab que vestía ya no se lo podrá volver a poner, deberá de hacer deporte cada día a pesar de sus convicciones religiosas opuestas, tendrá poco contacto o casi nulo con su família durante los seis primeros meses. Como pueden ver todo son facilidades para una muchacha adolescente que en los interrogatorios se mostró dura, fría y manteniendo sus convicciones.

yihaLos especialistas aseguran que va a ser una tarea de desprogramación difícil, las autoridades lo contemplan como un caso ejemplar de reprogramación. Dado el sesgo católico conservador que toma el país y sus medios de comunicación es de temer que se produzcan numerosos abusos de sus derechos. “tú di lo que quieras que nosotros haremos lo que nos parezca”. Hay algunos articulistas que lanzan la alarma sobre que se produzcan más casos y que se corre el riesgo de una auténtica “pandemia” de jóvenes que se entreguen a lo que sin duda es una esclavitud islámica de los integristas. Pero los hay que ya escriben que que la niña, aunque sea con mala cara y a desgana corra cada mañana, contra su voluntad, con chandal es toda “una victoria”, literal.

¿No hay otra forma ni psicologías para encarar estos casos?, ¿Es necesario desproveer a las personas de cualquier sesgo de vestimenta identitario?, ¿Es “desprogramador” y liberador obligar a la muchacha a practicar actividades contrarias a sus convicciones religiosas?. Hay un tufillo de secta redentorista en todas esas decisiones que rima mucho más con la catequización de los “infieles” que con el respeto a las libertades de la muchacha. Recuerda la vuelta a los internados de curas manoseadores y aceite de ricino que hundieron en la mierda a una generación de niños y niñas que también cometieron un “pecado”: ser hijos de republicanos. Animo a las autoridades españolas a que creen centros de deshabituación a la corrupción para políticos y sus afines, a la deshabituación a mantener cargos políticos treinta años, a quitarse de la psicodependencia de las sectas católicas, a crear centros de deshabituación a la tortura y el maltrato policial, a desengancharse de la pobreza o tratar a funcionarios que se esfuerzan a no hacer nada. Pero para ello deberían fundar centros de limpieza moral de especuladores y blanqueo moral de informadores comprados. Esta iniciativa crearía un montón de puestos de trabajo y sanearía a las castas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.