La vida misma

Gaza: Pateras y miserias.

El cierre del paso de Rafah (Egipto) no es del todo efectivo. Al parecer quedan algunos túneles que, al no ser destruidos, son utilizados pero solamente como paso a la protección de las mafias que, desde Egipto, embarcan emigrantes que huyen hacia Europa. Una vez pasado el filtro del paso de Rafah subterráneo los palestinos son enviados a la costa de Alejandría. Desde allí un barco los lleva a alta mar y ese barco es el encargado de depositarlos en italia. Normalmente es un empleado egipcio del gobierno quien convenientemente sobornado firma el pasaporte palestino de tal modo que queda «legalizada» su entrada en Egipto.

670372-01-08En Alejandría esperan en un apartamento, sin poder salir, una media de 10 días mientras se espera la noche propicia para la navegación. Una vez en Italia deben esperar en un piso diez días más hasta que la mafia local les pregunta sobre qué destino europeo desean y se negocian los precios. Suelen pagar unos 4.000 dólares que no incluyen el gasto de alquiler de coche ni de comida en el interior de Egipto. El pago se realiza en dos plazos que se abonan en Italia.

La falta de esperanza en Gaza es el motivo principal, junto al hastío de la guerra, para abandonar Palestina. Aseguran muchos de ellos que ya han vivido dos guerras y afirman literalmente «no poder más». Las cifras oficiales hablan de 200.000 personas en paro en Gaza. La guerra ha provocado la perdida de sueldo de unas 700.000 personas, la tasa de pobreza es del 65% y la tasa del paro del 48%. Se cree que nos 80 jóvenes han pasado ya por los túneles de Rafah camino de Italia. Esas son las secuelas añadidas a la destrucción israelí de Gaza: pateras hacia la nada.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.