La vida misma

Un estado podrido. La liga de los corruptos extraordinarios.

Nunca alzaremos nuestro llanto por la podredumbre evidente del estado español, pero sí que no renunciamos a ser notarios de lo que ocurre cuando la horda «liberal», pobres los liberales que levantaran la cabeza, que desde la transición ha ido copando su maquinaria queda tan expuesta a la sociedad. Una sociedad que se empobrece, que contempla el despilfarro y que ve atacados sus derechos, sus bienes y sus circunstancias por el dios mercado. Ese dios que campea por el mundo aqui es especialmente ingranto, indolente y trapacero. La mentira y la patraña, el engaño constante en definitiva, se ha ido apoderando de todas sus dependencias y sin distinción, apenas, de partidos la sociedad en general contempla patidifusa tamaña rapiña.

HartosdeAhora hay otra crisis más profunda aún, a los Gürtel, urdangarines, Andalucía, Baleares y Valencia hay que añadir los Pujol y sus retahílas. Como reza el poeta «aquí no se salva ni Dios, lo asesinaron». El PP ha gobernado y lo está haciendo en pleno 11M style: mentiras una detrás de otra, contradicciones evidentes, ausencia de responsabilidades y lo peor: una continua chulería de barra de bar disfrazada de fascismo aristocrático, una especie de «no solo hago lo que quiero, sino que además me rendiréis pleitesía, porque soy el amo…». Dicen que eso les ha ido bien siempre, Prestige, Madrid Arena, Juegos Olímpicos en Madrid, pero se olvidan de que el 11M les costó la poltrona dando lugar a la era Zapatero.

  politicos-pp-corrupcionLa acumulación de despropósitos y chulerías hoscas, solo hay que ver al consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid declarando que él ya gana dinero y que está en la política, pero que cualquier día se puede ir porque tiene «la vida solucionada»; puede acabar con una buena caída del partido derechista, la gente tal vez no soporte tanto. El otro día Pablo Iglesias aseguraba que su programa es similar al de los partidos socialistas de los años 80. En realidad eso es lo triste: que se debe volver a reivindicar aquello que tanto costó hace más de treinta años. Ese solo dato nos da una medida del retroceso y la involución que el estado español ha sufrido. Ese solo dato nos indica cuanta destrucción ha habido de estado del bienestar y especialmente, también, de libertades públicas y de involución democrática. Y vuelvo a un argumento de hace unos días: ese fascismo, esa destrucción de la democracia y esa voladura controlada de los servicios públicos para ofrecerla como gacela degollada al mundo empresarial privado, eso y para eso es por lo que Mariano Rajoy, Dolores de Cospedal y Sáenz de Santamaría o la propia Aguirre están puestos donde están. Pero quienes les votaron que se miren al espejo de hoy. Un país arrasado moral y materialmente. Sigan votando caballeros que si el recambio es Pedro Sánchez me vuelvo a Sri Lanka.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.